Y ahora…una banda de Huelva – Minion Capillita

Yo no sé vosotros, pero cada vez lo tengo más claro. El año que viene me voy a los pueblos y a otras ciudades en Semana Santa. Nada más se recoja mi cofradía me marcho de Sevilla en busca de nuestros sones…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El martes, en el programa televisivo cofrade, tuve que volver a escuchar otra vez una frase que me puso los bellos como escarpias. Una vez más tuve que escuchar, no solamente de la voz del director del programa, sino de algunos tele-espectadores, el comentario demagogo de “lo importante es lo que va arriba, la música es secundaria”.

¡Qué hartura! Qué pesadez de argumentos teológicos, los cuales no conozco ni a un solo cofrade que no los defienda. Qué forma de echar balones fuera ante un problema latente que está sufriendo la Sevilla Cofrade…que están sufriendo nuestras bandas. ¡Señores…espabilen! Que nuestras bandas están muriendo eh…que la palabrería barata de poco sirve. Que lo que va arriba es muy importante, pero que les digo lo mismo que cuando una cofradía se moja…que el patrimonio humano hay que cuidarlo…y no olvidemos que además del cuerpo de nazarenos, el patrimonio humano de las cofradías lo conforman los chavales que se matan los 365 días del año a ensayar.

¡Ya está bien de tanta demagogia! Estoy harto de una ciudad que se calla las cosas. De un mundillo cofrade en el que hay que ser un “bien queda” o te cortan el micro. Estoy harto de que no haya gente con un par de pabilos y diga ¡ya está bien! ¿Qué está pasando? ¿A dónde quieren llegar las hermandades? ¿Qué se pretende? ¿Qué pasa, que los medios que somos el altavoz del pueblo no vamos a decir nada? Conmigo no cuenten.

Es una auténtica canallada lo que se está haciendo con las bandas de Sevilla. Los huecos que hay en los pasos deben ser como una comida de domingo de familia, es decir, los invitados son los de nuestra familia…nuestros allegados…y si hay comida de más…donde comen dos, comen tres. Pero es que en este caso, el pastel de los huecos está fraccionadísimo, es que como tal ni existe. Sevilla es la ciudad que cuenta con más bandas de música y en vez de intentar que coman todas, o al menos invitar cada domingo a una distinta, llamamos a gente de fuera. ¿Así cuidáis a vuestra familia?

Lo voy a decir yo. La hermandad del Cerro se ha equivocado. Se ha equivocado. Lo peor es que no es la única que se ha equivocado en el último. Por cierto, ¿qué curioso no? En seis meses las bandas de Sevilla están saliendo y están entrando bandas que jamás imaginábamos los cofrades que entrarían teniendo a bandas de primer nivel de las nuestras esperando una oportunidad. ¿Qué están haciendo, señores de las juntas de gobierno? ¿A qué se supone que están jugando?

El Cerro, porque es el último caso y es el que voy a comentar, tenía sobre la mesa infinidad de ofertas. Para empezar, al Nazareno le iba ni que pintado un estilo de agrupación musical, ya que el Señor del Desamparo y Abandono lleva a la Banda del Sol. Pero bueno, para gustos los colores. Una lástima no haber escuchado a Arahal o a Virgen de los Reyes tras el Señor de Miñarro. El caso es que, una vez que se decide apostar por el estilo de las cornetas y tambores, la junta de gobierno tenía en la mesa ofertas irrechazables como Esencia, Centuria, San Juan Evangelista o Presentación al Pueblo de Dos Hermanas. Me juego lo que quieran a que hace tres años, cualquiera de esos cuatro nombres habría sido la elegida. ¡Lo que quieran!

Pero se nos olvida algo. Vivimos en la época de los “influencers” y las hermandades ahora quieren convertirse en “super stars”. Esto ya lo he comentado en anteriores ocasiones, y no hay que ser un lince para percibirlo, y ustedes seguro que lo ven así. Fichar a Centuria, a Esencia o a Presentación (esta última sonaba con mucha fuerza) no vende. No vende porque sería una noticia más. Pero seamos sensatos, tenemos que dar la campanada. Tienen que hablar de nosotros hasta los portales web cofrades de Almería…pues vamos a dar la campanada. Vamos a ganar notoriedad. Vamos a ganar impacto. Vamos a ahorrarnos unos euritos y vamos a conseguir que nuestras hermandad gane adeptos fuera de Sevilla. ¿Qué ofertas de fuera tenemos? ¡No vale coger ni Sentencia de Jerez, ni Rosario de Cádiz, ni Paso y la Esperanza! Pues…¡Nazareno de Huelva! Si coges una banda que ya es noticia por otra hermandad, no tiene notoriedad. Vamos a por otra nueva.

Sé que esto puede sonar a chiste y muchos me llamarán chalado, pero es que es lo que parece. Están saliendo a la palestra tantas bandas de fuera últimamente que éstas van a acabar siendo la mayoría en nuestra Semana Santa y las nuestras las “forasteras”.

No pretendo juzgar a la hermandad del Cerro, pero sí mostrarle mi enfado como cofrade. Eligen al Nazareno de Huelva. Vamos a ver. Esta banda es la mejor de la ciudad onubense, no cabe duda. Pero seamos sensatos…se nutre de marchas clásicas, de Cigarreras y de Triana…y alguna que otra propia cuya calidad es cuestionable. ¿De verdad era la mejor opción musical? ¿O es que era la mejor opción económica y de notoriedad? Juzguen ustedes mismos.

Han proliferado por las redes sociales pantallazos de conversaciones de Whatsaap en las que se dejaba al director del Nazareno de Huelva vendido. Dicen que son manipulaciones, y hasta a propia banda ha emitido un comunicado. Pero les diré algo. Cuando el río suena…agua lleva. Lo de Tres Caídas de Granada también eran rumores y al final acabaron reculando y cortándose cabezas que ni la matanza de Texas. Puede que sea un montaje…o no. Pero lo que sí está claro es que fuera de Sevilla somos el hazme reír, y eso os lo aseguro.

Somos el hazme reír porque se están dando cuenta que cualquier banda puede venir, tirar los precios e incluso pagar y las hermandades entran por el aro. ¿Pero qué se supone que están haciendo? Ustedes, señores de las juntas de gobierno, han matado al Juncal, han matado al Cautivo de Santa Genoveva y al Varón de Dolores, han acabado con el Carmen de su Eminencia, han sentenciado de muerte al Sol y han intentado hacer lo mismo con Centuria. ¿Eso quieren? ¿Acabar con el patrimonio musical de Sevilla? ¿Ser trending toppic cuando juran las reglas? ¿Eso quieren?

Yo no sé ustedes, pero yo no voy a tolerar que los señores de las juntas de gobierno jueguen con familias enteras. Que jueguen con nuestros chavales, con chicos y chicas que se mojan, se quitan horas de estudio, de trabajo y de estar con sus familias y parejas por tocar en una banda y que luego los maltraten. Que luego les exijan lo más grande, los revienten a tocar marcha tras marcha y si no lo aceptan los echen y les digan que hay catorce esperando. Parece que la única banda de Sevilla que está creciendo es Fratérnitas, y eso es un lavadito de cara de las hermandades tremendo. Ya saben por donde voy…

Es cierto que en los palios hay bandas de fuera, en concreto actualmente tres (dos de Huelva y una de Cádiz) pero es que en su gran mayoría, las buenas bandas tienen todos sus días cubiertos. Es cierto que algunas como la Municipal de Coria del Río o Fernando Guerrero merecerían tocar más en Sevilla, pero eso es otro capítulo.

Lo siento, pero sería un hipócrita conmigo mismo si me callo lo que siento. Sevilla es la mejor Semana Santa del mundo, o eso dicen (yo ya ni me lo creo) y deben de tocar las mejores bandas…pero creo que esa oportunidad a las de fuera debe llegar cuando las bandas de aquí ya han comido. No significa que solo cojamos bandas de Sevilla, para nada. Pero si hay bandas buenísimas libres, y nada más se quedan libres se las rifan en otras ciudades…no las menospreciemos.

Para mí sí es importante. Para mí no es solo importante la imagen que va arriba del paso. Para mí es importante lo que sientan las personas y que el trabajo se vea recompensando…y sinceramente…si ni en tu casa te quieren…¿para qué vas a seguir trabajando?.

No sé si lo que siento es asco, lástima, rabia o pena…pero no hay derecho lo que se le está haciendo a nuestra gente…a nuestras bandas…a las que escuchaban nuestros padres y nos enseñaron a amar la música.

¡No es secundario. Es importante! No miremos para otro lado. Ahora es una de Huelva…prepárense porque en Navidad tocará mirar a Córdoba o a Granada, sino…al tiempo. ¿Qué te pasa, Sevilla?

3 comentarios

  1. Por partes:

    – Si el hecho de ver la Semana Santa de Sevilla depende de la banda que lleve detrás, no sé a qué viene tanto dramatismo…

    – Cuando te vayas a otra localidad a escuchar bandas de Sevilla capital, ten cuidado, que igual no hay gente de allí porque también se habrán idodado a otros sitios porque las bandas de Sevilla están quitando a las autóctonas.

    – Por cierto, ¿las bandas de Sevilla sí pueden tocar en otros sitios y las de otros sitios aquí no? Porque lleva pasando lustros y lustros. Se llama ombliguismo y a esta ciudad le sobran toneladas.

    – Imagino que las bandas de Sevilla, además de sólo poder tocar en Sevilla, sólo pueden interpretar composiciones de autores sevillanos. Verás cuando te enteres de dónde vienen algunos de los compositores más clásicos, de esa esencia de tu Semana Santa.

    – Ninguna banda ha desaparecido por la entrada de bandas foráneas. La banda del Cautivo de Santa Genoveva desaparece porque nació muerta. Un proyecto rematadamente mal hecho. Además de la escasa calidad en comparación con otras bandas (interpretación, repertorio, etc.), la realidad es que no era siquiera una banda de hermandad. ¿Cuántos hermanos había? ¿10? Si la hermandad quería una banda propia lo que tenía que haber hecho es crear una escuela musical, para aquellos hermanos más jóvenes que quisieran iniciarse en el mundo de la música y que el día de mañana, en X años, tocaran detrás de su cristo. Te recuerdo que la banda es producto de la absorción de otra que iba a desaparecer. ¿También era culpa de las bandas de fuera?
    La banda del Juncal tampoco desaparece por la entrada de bandas foráneas. ¿Que no ha cogido un paso? ¿Acaso crees que de no contratar a una banda de fuera, sería la del Juncal la escogida? Hay, mínimo, cuatro agrupaciones de la capital que están por delante. Si nos vamos a la provincia, me sale alguna más. El trabajo del Juncal era digno de admirar, con un proyecto reciente (en 5 años es difícil coger un paso), y que quién sabe si en el futuro hubiera tenido la oportunidad. Entendamos de una vez que no toda formación puede ser de sobresaliente: el talento es limitado.

    – Cuando escribís estas cosas, ¿en nombre de quién habláis? Soy hermano de Santa Genoveva y yo, y muchos hermanos, estamos encantados de que Pasión de Linares toque detrás del Cautivo. Encantados e ilusionados al más no poder, deseosos de que la relación dure años y años. Como en Santa Genoveva, pregunta en La Sed, en Las Aguas, a ver si están descontentos.

    – Como no hay argumentos musicales, se usa un sevillanismo demagogo. Salvo en el caso de El Cerro (en el que por cierto no hay cambio de banda), dime una sola decisión que haya sido a peor. Todas, si no igualan a su precedecesora, las mejoran. Si como dices deben tocar las mejores bandas, deberías estar feliz, porque ahora se está más cerca que antes.

    – Una curiosidad, ¿el palio de Jesús Despojado no lo ves? ¿El de Los Javieres tampoco? También son bandas de fuera. ¿Lo ves? Sólo es demagogia barata y ya está.

    – Concluyo: ojalá que el Sol siga tocando muchos años en Sevilla, que Centuria no se pierda tampoco, que haya variedad y diversidad por siempre. Ese catastrofismo que usáis es necio. Aquí ninguno nos alegramos de que una banda desaparezca, porque al final la que pierde es la música. Pero el victimismo, fuera.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Buen texto, se ve que es mucho el amor propio (hay que resaltarlo) , sin embargo no hay que ser extremos. Sevilla tiene gran cantidad de cofradías que el porcentaje de bandas de fuera con imágenes es muy baja, no me alarmaria mucho cuando es menos del diez por ciento. Yo creo que la variedad tiene que existir, sin dejar el sentido de identidad de la ciudad. Yo viendo las bandas que se traen de “fuera” (diría de ciudades hermanas de tu misma comunidad donde precisamente van a la capital andaluza es un privilegio, siempre que se tenga en cuenta la caridad de la misma, yo siendo sincero y con respeto a la banda de cctt de Huelva, ¿no había mejores banda para coger ya que te vas a mirar fuera? Espero que la banda nos calle la boca y toquen de maravilla para el nuevo Cristo del cerro. Bueno no me parece mala idea este rumbo mientras se tenga en cuenta la lógica y no solo por ser de fuera.

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s