No seáis tan rancios – Minion Capillita

¡Hola amig@s! ¿Qué tal ha ido esa Semana Santa? ¿Me habéis echado de menos? Hoy vengo a hablaros de los rancios criticones, aquellos que todo lo juzgan y que hacen que el capirote me apriete más de la cuenta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me gustaría saber por qué razón Twitter se usa con fines tan malignos. Me gustaría saber por qué en lugar de aprovechar su utilidad como herramienta de comunicación y aprovecharnos de su inmeditez como mecanismo de comunicación directo entre organismos oficiales y los usuarios, lo usamos para hacer daño.

Aunque me digan que no, el primero que difundió el vídeo de los pequeños nazarenitos del Carmen corriendo por el interior de la Catedral lo hizo con una pretensión maligna. Pero, ¿sabéis que es lo peor? Los comentarios. Por favor. ¿Cómo pueden existir personas que respondan a dicho vídeo y llamen a los niños indecentes o culpen a la hermandad y a sus padres por no darles una educación adecuada? ¿Pero estáis en vuestro sano juicio? Señores rancios. Ustedes en la vida os habéis comportado así teniendo nueve años, y si os habéis comportado más tiesos que una vela, con un capirote puesto y durante seis horas en la Catedral, no sé si es que no habéis sido niños, si habéis sido robots o si simplemente os falla un cable.

¿Acaso hay una normativa imperiosa que determine qué se considera conducta indecorosa? ¿Eso también lo ven mal ustedes, señores rancios? Los niños, como niños que son, ¿no pueden jugar? Es normal que el niño, aunque guarde su entereza durante el recorrido, en algún momento (de forma inconsciente), pues se comporte así. Es un niño, no un “viejoven”. Sean sensatos, por Dios.

Capítulo a parte merecen las fotografías de los nazarenos del Sol, tomadas mientras la cofradía estaba aún en la calle. ¿Me pueden explicar por qué son tan malas personas? ¿Me pueden explicar qué ganan haciendo una fotografía así? El nazareno del Sol que es fotografiado con el móvil en sus manos no estaba en la fila, y creo (si no me equivoco) que su estación de penitencia ya había acabado. ¿Acaso lo vieron jugando al “Chicotaz”? ¿Acaso lo vieron en un chat? ¿No puede ser que ese nazareno acabase de salir y estuviese informando que ya va para casa, preguntando cómo está un familiar o simplemente comunicando algo breve y conciso?

Que antes de nazarenos, somo personas. ¡Ya está bien! Yo rompo una lanza a favor de ese nazareno. No es lo mismo que el nazareno que está en la fila con el móvil o que va con el antifaz quitado. Ese señor o esa señora iba con su antifaz y es captado un segundo que coge el móvil. Yo mismo, y lo digo aquí públicamente, cuando salí de la Capilla de Montesión el Jueves Santo (con mi antifaz puesto), pregunté por whatsapp donde estaba mi familia para ir a casa. Fueron dos segundos. ¿Por ello ya soy menos cristiano que tú que me echas una foto en el momento? Mucho cobarde y muchas malas personas hay por ahí.

Creo que la Hermandad del Sol se ha equivocado. No se puede ser moderno y rompedor y luego atacar a tu cuerpo de nazareno, que gran esfuerzo hace. No se puede poner en la misma balanza al que se está tomando algo en un bar, a rostro descubierto, que al que coge el móvil tras acabar su estación con el antifaz puesto. ¿Es necesario ser tan irracional y rancio? No se ha hace justicia.

Otra cosas son aquellas nazarenas que van con uñas postizas y pintadas, manos llenas de pulseras o relojes (en nazarenos y nazarenas) más grandes que el escudo de la capa. ¿Dónde está la labor de supervisión de las hermandades? Y he visto miles de casos este año, que conste.

Me da exactamente igual la Hermandad. Es que lo que no puede ser que haya personas, que se creen vengadores o sabedores de la justicia divina, fotografiando a nazarenos constantemente. Cojan la fotografía del nazareno y mándensela a la hermandad por privado, o ni tan siquiera fotografíen, comuníquenselo a la corporación (tramo y pareja).

Esta ciudad es un tanto absurda. El nazareno con el móvil acabada su estación de penitencia es el peor del mundo, pero el armao besando a la novia de mantilla nos brinda una estampa preciosa…claro…¿demagogia? ¿doble vara de medir?

Cada caso es un mundo y creo que ustedes serían más felices si disfrutan de lo que sucede a su alrededor antes que dedicarse a señalar con el dedo al prójimo o intentar crear una polémica absurda en redes sociales. No seas tan rancio miarma, que te va a sentar mal el rebujito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s