¿Está vivo el Corpus? – Minion Capillita

¡Hola amig@s! ¿Qué tal? Esa pregunta me la hago yo cada año, y por unos motivos pienso que sí y por otros que no…menudo dilema, ¿no creéis?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando las cosas se hacen bien hay que reconocerlas, y el Ayuntamiento de Sevilla está actuando realmente bien. El consistorio municipal se ha volcado de lleno con la festividad del Corpus y ha sabido adaptar la ciudad al que debe ser un día grande en la ciudad. De hecho, me alegro, porque creo que es el día más grande (en materia de festividad) de Sevilla. Incluso por delante de la Virgen de los Reyes.

Yo todavía no entiendo por qué la Patrona sale tan temprano, por un recorrido tan escueto y con un cortejo tan rancio en pleno siglo XXI. Cualquier pueblo rinde mejores honores a su Virgen que la propia ciudad de Sevilla. Tampoco es razonable que el día de San Fernando, nuestro Santo Patrón, lo hayamos perdido por un día de fiesta en la Feria. Ese es el problema realmente, que lo religioso se está banalizando y se está corriendo el riesgo de perderse. ¿Por qué no sale San Fernando en procesión el 30 de mayo, e incluso, con la Virgen de los Reyes el 15 de agosto? ¿Por qué no sale en procesión la Patrona a partir de las 21h, tomando un recorrido más extenso que pueda llevarla o bien por el barrio de Santa Cruz o bien hasta la plaza del Salvador? Ya se hizo en aquella extraordinaria de no hace mucho, y el invento salió estupendamente.

Pero esta ciudad es excesivamente rancia, demasiado. Yo el cortejo del Corpus sigo sin entenderlo. Sigo sin entender por qué empieza a salir un cortejo de la Catedral mientras se está celebrando la Santa Misa, y empieza a entrar, cuando sale la Custodia. Si el Santísimo merece todos los honores y el máximo respeto y deferencia, ¿por qué estamos sacando una procesión a la vez de la misa? ¿por qué está el pueblo en la calle viendo el discurrir de los pasos o formando parte del propio cortejo, en lugar de estar en la celebración de la eucaristía? Me explican por qué no sale la procesión a partir de que concluye la ceremonia. Es que no lo entiendo.

Luego viene el problema del tiempo de paso. Infumable. En el 2019 no puede ser que una procesión, en la que el protagonista es el Santísimo y cobra todo un carácter sacramental, la gente esté más preocupada por ponerse su medalla, su traje de chaqueta y “posturear”. ¡Por favor! De verdad, ¿por qué las hermandades no ponen un límite numérico a sus cortejos? No me digan que todo el mundo tiene derecho a acompañar a Jesús Sacramentado, porque tú puedes acompañarlo viéndolo por fuera. Lo que pasa es que los “kofrades” prefieren sentirse importantes, ponerse el traje, la medallita en el cuello y coger el cirio y luego nada más entra en la Catedral, irse a desayunar o a esperar al Cristo de la Cena. ¡Ojo! Hay de todo, y hay personas que actúan con decoro, realizan adecuadamente su acompañamiento y luego van en busca de la portentosa Custodia de Arfe, pero, ¿es necesario esto? ¿es normal que haya más personas dentro del cortejo que fuera?

Ustedes me dirán lo que quieran, pero el Corpus es un ejemplo más de que Sevilla es la ciudad del postureo. El Corpus sigue siendo una celebración rancia, anquilosada en el tiempo, excesivamente larga, sin música (salvo una escueta Banda Municipal) y donde se siguen demostrando las diferencias de clases. Realmente, todos deberíamos ir desnudos de alma al encuentro con Jesús Sacramentado, sin necesidad de tener que creernos superior al otro por llevar un traje y la medalla de mi hermandad en el pecho, pero es mejor posturear.

Tampoco entiendo a quienes dicen que están “trabajando” (no voy a comentar nada al respecto de ese término) y luego lo que hacen es molestar. Por favor, al paso de la Custodia, ¿cómo es posible que haya fotógrafos por medio? ¿Dónde está el decoro y el respeto?

Creo que Sevilla ha logrado identificar al Corpus como suyo, e incluso con mayor empuje que la festividad de la Virgen de los Reyes. Pero creo que las Vísperas siguen teniendo mayor respaldo que el propio Corpus. Y evidentemente, todavía sigue habiendo más personas viendo el regreso del Señor de la Sagrada Cena que la propia procesión del Corpus. El Corpus es una fiesta, no lo hagamos una “celebración” tan seria.

Envidio, de corazón, a ciudades como Granada, e incluso, a algunos pueblos como la Puebla del Río. El Corpus de Sevilla no ha sabido ni sabe adaptarse a los nuevos tiempos y llegará un momento en el que no llegue a enganchar a las nuevas generaciones. ¿La solución? Otro horario, más música, menos cortejo, menos rigurosidad…no sé cuál es la solución exacta, pero espero que seamos capaz de rescatarlo antes de que muera el Corpus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s