Perdiendo el norte – Minion Capillita

¡Hola amig@s! ¿Qué tal? ¿Os acordáis de mi? Tras seis meses de letargo quería volver para expresar mi, siempre preciada, opinión antes de cerrar el año.

Como el hijo de la familia de aquel conocidísimo anuncio de turrones, yo vuelvo a casa por Navidad. Sí, lo hago cuando no puedo callar más tiempo y cuando necesito expresaros abiertamente mi malestar.

No obstante, me he propuesto ser más breve y conciso en mis argumentaciones…vamos…ir al grano.

El domingo 28 procesionaba, por primera vez, por las calles de Triana la Sagrada Familia. Un conjunto escultórico, cuya calidad artística es francamente cuestionable, que salía por la mañana, el último domingo de diciembre, con agrupación musical, paso, capataces, costaleros, acólitos…vamos…con “tós sus avíos”.

Me parece vergonzoso. Me parece fuera de lugar. Descerebrado. ¿Qué sentido tiene poner un portal de Belén encima de un paso? Un Nacimiento encima de un paso de Semana Santa. Es que es increíble. Las andas procesionales fueron ideadas para acercar a Dios, Jesús Sacramentado, y a las imágenes barrocas al pueblo para transmitirles la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor y de su Santísima Madre. ¿Me explica alguien qué pinta un Nacimiento en un paso?

Muchos me intentan vender que era la fiesta de las familias. Que era una procesión parroquial preciosa, navideña y que acogía a niños y mayores. ¡Mentira! Señores esto es una forma más de jugar a los pasitos. Esto es una excusa perfecta para sacar otro paso de “Gloria” a la calle, meterle una banda detrás y jugar a dar una revirá “to guapa”.

¿También en diciembre? ¿También en diciembre tenemos que estar con los dichosos pasos y las bandas tocando marchas? Diciembre es el mes de los carteros reales, de las caravanas solidarias y bueno…de la Inmaculada también. Pero ya está. Es que, ¿a dónde vamos a llegar? Es que ya sacamos pasos por todo. Es que ya parece que los señores eruditos aburridos y con ansia de ganar notoriedad pública, se dedican a rastrear el calendario buscando un santoral en un mes extraño, sin actividad cofrade, para inventarnos unos cultos y una procesión.

El otro día leía que está naciendo el grupo de fieles de San Benito en Pino Montano. Bueno, una imagen que en Castilblanco de los Arroyos sí, pero que aquí tirón no tiene. No obstante, te lo compro. Aunque el fin está claro que será sacarlo a la calle.

¿Pero un Nacimiento? Es que también tienen los kofrades que meter mano en la Navidad. ¿Diez cuentas cofrades narrando como un Belén se pasea por las calles de Triana con “Alma de Dios” y “Presentado a Sevilla”? Por favor. ¿A dónde vamos a llegar? Ya está bien de tanto frikismo cofrade y de banalizar nuestra Pasión.

¿Y qué me decís de las procesiones de Niño Jesús? Humeros, Valle, Nervión. Por favor, ¡quitadle las bandas y los costaleros! ¿Queréis sacar al Niño Jesús? Perfecto, pero hacedlo en andas y con un coro de campanilleros. ¿Qué pasa, que necesitáis un paso en la calle para distraeros o qué pasa en esta ciudad de pandereta? Os habéis cargado las cruces de mayo, ¿también os vais a cargar las procesiones de Niño Jesús? Cada vez más y más “semanasanteadas”.

Lo peor de todo esto, como la de la Sagrada Familia, es que vienen amparadas por la Iglesia. Es que tienen el consentimiento de Palacio. Es que son parte de una actividad parroquial. ¿Pero qué me estás contando? Osea, que en Triana podemos sacar un Nacimiento a la calle en un paso y con banda pero luego criticamos a un grupo de fieles por sacar a una imagen barroca y lo llamáis “pirata”. ¡Doble vara de medir! ¡Ya está bien, hombre!

La Iglesia, aquella que critica a las asociaciones por sacar los pasos a la calle, promueve este tipo de procesiones sin sentido y ausentes de público. Procesiones sin fundamento que solo buscan contentar al grupo que va a la parroquia. Porque saben que si quieren que ese grupo siga llenando las misas y colaborando en la vida parroquial, tiene que darles el caramelito de poder sacar el paso a la calle. ¡Por Dios, seamos serios!

Señores, respeten por favor la Navidad. Respeten la idiosincrasia de cada fiesta.

En fin, ya me han dado las uvas.

Feliz Año y que los Minions os cojan confesaos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s