La Virgen del Confinamiento

Ayer lunes, visitábamos el taller del imaginero palaciego Juan Manuel Martín para descubrir en primera persona la grandeza de su última obra; la “Virgen del Confinamiento”.

Evidentemente, éste no es su nombre real, aunque perfectamente podría serlo. Desde el inicio del Estado de Alarma, el escultor y su sobrino, Jesús, decidieron emprender una aventura que, ni por asomo, imaginaba que les iba a llevar hasta donde se encuentran ahora. Pensaron que no había mejor forma de animar a los cofrades en plena Cuaresma que mostrándoles, de cerca, la ejecución de una dolorosa de principio a fin. Medios de todo el mundo se han hecho eco de la noticia.

Así fue como cada día, decenas de personas iban sumándose a los directos de Juan Manuel Martín por Facebook, pasando a las dos semanas a ser centenares y a las cuatro semanas a ser miles. Las personas veían asombradas la hechura de la imagen, de principio a fin, y poco a poco les iba despertando devoción y amor por esos ojos celestes que Juan Manuel estaba brindando.

Desde siempre, aseguró que sería una imagen hecha por y para el pueblo, en agradecimiento por el fin de la pandemia del Covid-19, por lo que la donaría a una corporación o parroquia, sin recibir remuneración alguna a cambio. Pero desde primera hora la Virgen ha llegado bendecida, y ha despertado un revuelo muy grande en todo el mundo, saliendo de los límites de su localidad y de Sevilla, y llegando a todos los puntos de España e incluso del resto del Planeta. Y es que desde ciudades como Los Ángeles, Sidney y hasta Lima han llegado peticiones para hacerse con Ella.

Muchas son las historias que guarda esta imagen. Oraciones, rezos, plegarias, peticiones e incluso milagros. Algo que solo puede corroborar todo aquel que se acerque a contemplarla de cerca, mientras ve la de flores, velas y regalos (en forma de piezas de ajuar) que tiene Ella a sus pies. Tres lágrimas corren por sus mejillas, una por cada mes de confinamiento. Un ramillete de jazmines lucen en su cabellera, formando además el símbolo de la ciudad de Sevilla; NO&DO.

Sin duda, una imagen que muestra al mundo la grandeza de Juan Manuel Martín. En el último programa de la temporada lo entrevistábamos y nos daba más detalles al respecto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s