Ten cuidado, se puede volver en tu contra – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? Hoy vengo a hablaros de un tema que os encanta, con el que mucho os rasgaréis las vestiduras. ¡Tú las llamas “piratas e ilegales”, yo las llamo HERMANDAD.

Muchos de vosotros, los que leéis cada domingo este rinconcito de opinión, lo hacéis porque os sentís identificados, porque os gusta conocer opiniones diversas o bien, para criticar todo lo que se escribe aquí. Hoy vengo a transmitiros un mensaje, nunca minusvalores o mires por encima del hombro al prójimo, aunque parezca aparentemente más débil que tú, porque nunca sabes si la balanza puede desequilibrarse y cambiar drásticamente.

El mundo cofrade, en el que se carecen de valores cristianos últimamente, está plagado de “kofrades” que se creen con la potestad suficiente para dictar el bien y el mal, lo correcto y lo inapropiado, lo racional y lo emocional, lo que vale y lo que no, lo que es arte y lo que no. Precisamente, estos son los que hablan de Dios y después no son capaces de respetar las opiniones de los demás. Solo juzgar sin saber qué hay detrás. ¿Acaso no es eso la ignorancia?

El mundo cofrade está lleno de fariseos, hipócritas e ignorantes. Cuántos y cuántos han criticado de una y mil formas a las asociaciones cofrades. Personas que tienen vidas vacías y que en el mundo cofrade se sienten respaldados porque se creen alguien (de esto ya hemos hablado con anterioridad), o personas simplemente que por tener una posición social, ya sea un cargo en el Consejo, un antiguo cargo en una hermandad o dirigir un programa cofrade, se creen suficientes sabedores de la verdad absoluta para tachar de “mierda”, “juego de niños”, “jugar a los pasitos”, “basura” y otros calificativos a personas que simplemente trabajan por un objetivo; la fe.

¿Acaso la fe no es creer en lo que no se ve? ¿Acaso no deben las hermandades pregonar con el ejemplo y dar oportunidades a los más desfavorecidos? Estos señores son después los que se dan golpes de pecho afirmando que sus hermandades hacen una labor social encomiable, pero luego van con el mazo dando y echando por tierra todo lo que hacen los más débiles.

Pero eso de los débiles se acabó. Hay un Dios arriba, y bien se sabe que no debes denigrar, atacar o juzgar al prójimo, porque quizás éste, algún día, pueda llegar a crecer, a levantarse y a labrarse un futuro, y quién sabe, incluso a igualarte o superarte. ¡Cuidado!

Me indigna que esos señores, que demuestran incultura popular, ignoran la historia. Que todas las hermandades empezaron de cero, sin nada, y que incluso la suya, ha pasado por una etapa de decadencia y casi extinción en su vida. Por todo ello, ¿por qué se mira para otro lado y se ataca al que está empezando?

¿Te has parado a pensar que esa Asociación Cofrade de la que te has estado riendo, quizás algún día sea una hermandad de penitencia, en todos sus efectos, e incluso pueda compartir jornada con la tuya? Yo sé de más de uno que aún se rasga las vestiduras por ver a San Pablo en Campana cada Lunes Santo, o al Carmen pidiendo la venia el Miércoles. ¿Y sabéis que es lo peor? Que incluso hay cofrades de hermandades nuevas, como las citadas anteriormente, que son los que ponen trabas a las Asociaciones. ¡Esto es de juzgado de guardia!

¿Cuántas veces han criticado a las Maravillas de San Diego? Que si la capilla, que si el nivel del patrimonio, que si la banda, que si las imágenes no son suyas…¡Ahí la tenéis, en un templo y como Agrupación Parroquial? ¿Ahora callados?

Habéis echado por tierra a la cruz de mayo de la Humildad la Espiga calificándola como un juego de veteranos y financiada por un bar. Y mirad, resulta ser que están dando vida a una parroquia en una zona sin actividad cofrade…

Muchos han juzgado a Salud y Esperanza afirmando que sus imágenes no tienen calidad artística o que hacen y deshacen como quieren, realizando hasta dos salidas procesionales al año. Esos, miran para otro lado cuando esta corporación anuncia sus actos de caridad, encomiables, y seguro que desconocen la hermosa iniciativa que tienen cada Nochebuena con los más desfavorecidos del barrio. Pero eso no interesa.

Juzgáis sin saber el trabajo que se hace en el Caridad de los Príncipes, que tiene al lado barrios como el Polígono Norte, El Vacie o Villegas. Zonas que requieren de una evangelización tremenda, y encima, con la oposición de la curia que se niega a que entren en la parroquia. Caso similar que ocurre con Salud y Esperanza en las Avenidas. ¿Si entrasen en el templo, ya serían bien vistas por ti?

Criticas sin saber al Abnegación de San Bernardo, afirmando que recorre el centro. ¿Pero sabes por qué va hasta la calle San José? ¿Sabes la labor social que hacen? ¿Conoces sus campañas de recogida de leche?

Y lo último. Me han explotado los ojos al ver cómo felicitáis a Consuelo y Esperanza de Sevilla Este. Con lo que habéis criticado que saquen dos pasos, que cambien a la dolorosa, al misterio del milagro de Malco y a mil cosas más. Y ahora, hasta le hacéis una entrevista, vais a la parroquia o lo felicitáis por su labor. Lo que es la demagogia…Cuando ven que el río suena, es cuando empiezan a coger los flotadores, no vaya a ser que les lleve la corriente. En la calle Japón, que Sevilla Este también es Sevilla, eh, y que allí se ha conseguido que una parroquia perdida de la mano de Dios (permítanme el calificativo), esté ganando una vida trepidante y llenándose de jóvenes con ilusión cada día. Maroto, Fran, Larrubia y muchos más nombres que se dejan la piel y que han convertido esa iglesia modernita, como tú la llamas, en el inicio de algo hermoso. Qué acto de bendición más cuidado, elegante y hermoso…si se hubiese hecho en la plaza de San Lorenzo, se enteran de esto hasta en Wuhan, pero como es en Sevilla Este, allí no os importa nada.

Porque querido ilustrado, a las asociaciones no les importa estar años sin salir por tal de alcanzar su sueño. Es cierto que hay de todo en la viña del Señor, pero antes de criticar, infórmate. Espero que no hayas ido a Sevilla Este a la veneración de Consuelo y Esperanza ni subas las fotos a tus redes, porque sería lo más demagogo que habrías hecho en los últimos años.

Nunca puedes criticar, juzgar o mirar por encima del hombro, porque quizás ese que hoy no es nada, mañana te adelanta por la izquierda, y cuando te haga falta, te recuerda que tú no le distes una oportunidad. Ten cuidado, se puede volver en tu contra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s