¿Es de Juan de Mesa la Macarena?

Partimos de una documentación de ABC de Sevilla.

En las últimas horas se ha hecho público un estudio forense realizado por el imaginero y restaurador Juan Manuel Miñarro, quien tras una ardua investigación, ha deducido que la Virgen de la Esperanza sufrió una remodelación por Juan de Mesa en el siglo XVII, dadas las similitudes existentes con la Virgen de las Angustias de Córdoba.

El criterio histórico es importante, apuntando a que cuando la corporación se funda en 1595 en el convento de San Basilio como hermandad de gloria rendía culto a una Virgen desaparecida, la Virgen de la Expectación. En los años veinte del siglo XVII se convierte en hermandad de penitencia y poco tiempo después ya encontramos a una Virgen dolorosa vestida de luto. Esto sumado a que el imaginero de las cofradías de aquella época era Juan de Mesa, con el taller próximo a San Basilio, y que el hermano mayor de la corporación era cordobés, refuerza la teoría.

La técnica fotográfica ha sido importante para llegar a esta conclusión, buscando las similitudes estéticas entre la Macarena e imágenes de Roldán, Cristóbal Pérez, Hita del Castillo, Ruiz Gijón, La Roldana y el propio Juan de Mesa. La taxonomía de la imagen, conocido como “método del conocedor”, ha permitido que con fotometría se analicen las similitudes incluso con la Estrella, la Victoria Cigarrera, el Valle, la Amargura o la Virgen de la Piedad de la Mortaja, también atribuidas a Mesa.

Del mismo modo, al comparar a la Esperanza con las Angustias de Córdoba, se desveló que los grafismos coincidían casi en su totalidad. Tanto en la forma de las cejas, como en el rostro doliente (visible en el músculo superciliar), el entrecejo fruncido, las comisuras de los labios o los dientes.

Encontramos diferencias en las orejas, la cabeza y el cuello (donde encontramos un pliegue cutáneo). Las similitudes con las Angustias de Córdoba se suman a las de la Encarnación de la Cena y al San Juanito de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla. No obstante, la Macarena no tiene pliegue cutáneo.

Esto le lleva a deducir, según afirma a Pasión en Sevilla (ABC), que se trataría de una imagen de Juan de Mesa al 70%, apuntando a que el resto de la cabeza podría ser la primitiva talla letífica. Por eso afirma que el rostro de la Macarena es asimétrico, es decir, que ríe y llora, por la fusión de ser gloria y dolorosa a la vez. Y es que al retallar a la imagen era imposible que, con dos autores diferentes, quedase todo simétrico.

Mesa no la hizo tal vez, pero lo que sí está casi seguro Miñarro en que él fue el encargado de remodelarla. Por eso asegura que probablemente dejó la talla en madera vista, le retalló el rostro y la volvió a policromar, una práctica muy común en el siglo XVI. No obstante, Miñarro apunta que para llegar a conclusiones más fehacientes es necesario someter a la Esperanza Macarena a un análisis con técnicas novedosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s