¿Y el museo pa’cuando? – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? ¿Sabéis que Jennifer López va a versionar su famosa canción? Es un gran proyecto del Consejo, sacar un hit para la Cuaresma…

Quien se meta estos días en cualquier portal de información cofrade, verá como se suceden sin cesar noticias de hermandades que van anunciando la cesión de enseres a la exposición “In Nomine Dei”. Al final, y a pesar de que voces ocultas afirmaban que había muchas corporaciones que se negarían en rotundo a ceder sus enseres a esta extraña muestra, todas aportarán algo.

¿Por qué? ¿Presiones? ¿Beneficios económicos a cambio de un respaldo social? ¿Miedo a represalias? La verdad es que el debate ha sido muy intenso, y todavía se extiende especialmente por las redes sociales. La sorpresa ha saltado de forma mediática al conocer que enseres de prestigio de hermandades, estarán en la Fundación Cajasol en plena Semana Santa. Y la verdad os digo, no lo entiendo.

No es lo mismo que se lleven al Herodes de San Pablo, al sayón azotador de las Cigarreras o un paso de palio, a que se lleven elementos que deberían estar en sus respectivos templos en un día tan señalado como es el día de la cofradía. Hablo de la presea de la Amargura, de la diadema de la Virgen de las Aguas del Museo, del ángel confortador de Montesión o de las campanas del Muñidor de la Mortaja. Muchos de ustedes me dirán que no, o en el caso del último ejemplo citado, dirán que no es importante. Pero considero que todo aquello que se considere fundamental en la estación de penitencia de dicha hermandad, debe estar por consiguiente ocupando el altar de insignias o un espacio concreto en el templo en el día de la salida procesional. Por eso, las campanas del Muñidor de la Mortaja deben estar en el ex convento de la Paz el Viernes Santo, y no tras una vitrina.

Muchos intereses económicos detrás. Quizás patrocinadores, quizás respaldo institucional. No sabemos exactamente, pero esta exposición carecía, carece y carecerá de sentido. El Consejo intenta hacer un “Esplendores Dos”, pero no lo va a conseguir (ojalá me equivoque). Obligar moralmente a las hermandades a ceder su patrimonio en Semana Santa no creo que sea algo para admirar. Admirable es lo que llevan años haciendo el Mercantil y el Labradores, acogiendo no solo exposiciones de hermandades, sino también de imagineros, bandas de música, fotógrafos, floristas y hasta actos de webs y medios de comunicación como éste. Eso sí que es admirable.

Si tú eres el Consejo, no deberías sacar pecho y ponerte medallitas en el año de la pandemia. Tú deberías haber cumplido tus eternas promesas preelectorales y haber puesto en marcha, de una vez por todas, el Museo de la Semana Santa. Ya está bien que Sevilla sea la única ciudad de grandes Semana Santas que no cuenta con un espacio de estas características. ¿La mejor Semana Santa del mundo? ¿Y eso quién lo dice? ¿Y cómo piensas explotar ese filón? ¿Por qué no se busca construir, de una vez por todas, un espacio de exposición permanente de nuestras hermandades, no solo las penitenciales? ¿Por qué no se crea un espacio que genere empleos directos e indirectos? ¿Por qué no se invierte en uno de nuestros mayores atractivos?

A mí me da rabia, y hasta me frustra, que ahora el Consejo intente demostrar que su exposición será pionera, cuando el Mercantil lleva lustros haciendo lo que ellos no han sido capaces de hacer, y no sé cuántos presidentes han pasado ya por el trono de San Gregorio. Al final, lo de CajaSol será una macedonia de cosas sin sentido, que lo salvará el gran comisario que tendrá (Antonio Garduño). Triunfará porque los cofrades tenemos “mono” de cofradías y nos aferramos a cualquier cosa, pero como las restricciones sean más severas porque la situación empeore, veremos a ver si no penden de un hilo todos esos actos que quieren hacer allí.

Yo lo de que cobren por conferencias lo veo un despropósito, y más con lo que están pasando las familias sevillanas. Sevilla es quien mantiene, económica y sentimentalmente a las hermandades, y tú, que supuestamente eres el representante de éstas, que son Iglesias, te dedicas a querer recaudar fondos con ello. ¡Pues a mi costa no será! Y mientras tanto, el Mercantil te ofrece eso y más a coste cero. Si es que para intentar igualar, primero hay que aprender. Y en esta ciudad no aprendemos. Todos nos creemos sabedores de la verdad absoluta, y somos unos completos ignorantes. En las redes hay muchos eruditos en música (y no saben ni tocar la flauta dulce), en bordados (y lo único que tienen con brocados en su casa es la mesa camilla) o en flores (y la planta disecada de la mesa del comedor no cuenta).

¿Qué lecciones pretenden dar desde San Gregorio, con respecto a esta exposición, si no han sido capaces en todos estos años de presionar al Ayuntamiento para lograr levantar por fin el Museo de la Semana Santa? Nos pasa Málaga y nos pasa cualquiera por la izquierda. No sabemos explotar este sentimiento llamado pasión en Sevilla.

Al final las hermandades responden, quizás por presiones o quizás por efecto dominó, pero si pretenden recaudar dinero en lugar de recaudar alimentos con esto, es decir, aprovecharse en lugar de ayudar, para mí se pueden ir por donde vinieron. La Semana Santa y las cofradías deben estar siempre al servicio del pueblo, y nunca por encima del pueblo. Básicamente, porque éstas son el pueblo.

Párense a pensar. Por favor, aún tengo un halo de esperanza en ustedes. Recapaciten, reaccionen y solucionen antes de irse. Están a tiempo miarma, ¿el museo pa’ cuándo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s