¡Dejen vivir! – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? No entiendo por qué nos han acostumbrado a vivir amargados, protestando por todo, infravalorándolo todo e incluso exaltando a quien abusa de nuestra libertad. ¿Hasta cuándo, cofrades?

Mayo de 2021. ¿Hasta cuándo tenemos que aguantar que desde la plaza Virgen de los Reyes sigan sacando decreto tras decreto imponiendo cómo debemos actuar o comportarnos los cofrades? ¿Hasta cuándo tenemos que estar tragando que no nos dejen ni mover una imagen, en un recorrido de 20 metros? ¿Hasta cuándo tenemos que soportar que se nos imponga cómo montar un altar? ¿Hasta cuándo van a permitir, señores de las hermandades, que desde Palacio se siga usando la pandemia como escudo para controlarlo todo con una actitud autoritaria?

Y mientras tanto, sigue habiendo muchas personas que siguen riendo las gracias y haciendo “la pelota” a quien está coartando nuestra libertad religiosa. Si Asenjo anunció hace meses su marcha, ¿por qué la está extendiendo tanto? ¿Acaso disfruta imponiendo restricciones a los cofrades? ¿Acaso algunos están disfrutando de que no suenen tantas cornetas y no haya tanto “pasito” dando por saco por el centro de la ciudad y por los barrios? Aquí la personificación de la negativa la tiene el arzobispo saliente, ahora administrador se llama, pero hay muchos que en la sombra le están bailando el agua para que siga actuando de ese modo. Y no hablo de personas de su entorno, sino de personas desde los medios de comunicación, grupos de presión social y hasta hermanos mayores.

Me llama la atención que hermanos mayores sigan bailando el agua a quien precisamente le restringe su libertad para, como organización religiosa en una sociedad democrática, poder hacer sus cultos y actos públicos sin tapujos. Sin embargo, los seguimos respaldando con comunicados e invitándolos a actos institucionales. ¿Hasta cuándo? ¿Cuándo se va a dar un golpe en la mesa? ¡Sevilla tiene que salir a la calle y decir basta!

Basta de que en Almería se celebre la Feria en agosto y aquí nuestros políticos ni se planteen aplazarla a otoño. Y no me vendan la moto de que se encuentran en nivel 2 y nosotros en nivel 3, porque esto de los niveles sube y baja más rápido que una montaña rusa.

Basta de que en Huelva, con nivel 2 (ya lo sé) se permita a las hermandades organizar actos en la vía pública, previa autorización municipal. Basta de que en Jerez nos adelanten por la izquierda con rosarios cuando aquí no nos dejan ni sacar una cruz de guía a la puerta. Basta de que en Málaga se esté perfilando una posible Magna y aquí el señor de Palacio nos diga que, una o dos procesiones por el fin de la pandemia no lo vería mal.

¿Una o dos? ¿Para volver a sacar al Gran Poder y a la Macarena? Perdone, pero la Semana Santa y las cofradías son del pueblo. Y el pueblo ama a todas las hermandades, sin distinción. Hay hermanos que llevan más de tres años sin ver a sus Titulares en las calles, cosa que por ejemplo los del Gran Poder no. Y no me diga que el Gran Poder es el Señor de Sevilla. Lo será, pero en esta ciudad amamos a Cristo y a su Madre y si en vez del Gran Poder sale por el fin de la pandemia el Señor de Pasión, la Virgen de la O o la Victoria Cigarrera, Sevilla se volcará. Ya está bien de decretos de imposición y de comunicados de tratos de favor.

¡Hay que trabajar desde ya por una vuelta a la normalidad! ¡Hay que trabajar desde ya en una hipotética Magna para otoño! Nada de una procesión puntual de acción de gracias. Porque si alguien mereciese salir en una procesión de rogativas, ese es el Santo Cristo de San Agustín.

Alguno tacharán esta opinión de populista y de ataque a la curia. Yo prefiero tacharla de amor a mi ciudad, esa que no distingue de clases y que ansia poder vivir su fe popular sin límites, sin que nadie tenga que decirle desde su sillón acolchado lo que puede o no puede hacer, o lo que puede o no puede sentir.

¡Basta ya de manipulación de la prensa! No entiendo por qué se dan tratos de favor a ciertas autoridades o hermandades. ¿Por qué no se cuenta la verdad? ¿Por qué en la marcha de Santa Cecilia de San Esteban la mala es la banda y no la hermandad? Si se desconocen los motivos, ¿por qué se cuenta la película poniendo a los soldados de traidores y no a la capitanía de cobardes?

La vuelta de Virgen de los Reyes a San Esteban, te guste más o menos, era ansiada y esperada. Redención era una banda de sobresaliente, pero no tenía sentido la expulsión de Virgen de los Reyes en su momento de San Esteban, igual que tampoco tenía sentido que Nazareno de Huelva le tocase al Señor de la Humildad del Cerro estando la Redención amoldada a ese paso, que merecía otro estilo más diferenciador y más sevillano.

Todo esto no quita que Santa Cecilia esté en su derecho pleno de reclamar lo que es suyo. De ensalzar que, tras más de diez años dejándose la piel por tocar en una cruz de guía (muy maltratada), pidan dar el salto a donde creen que merecen. Y tú, que sabes de todo, puedes pensar que no tienen nivel, que son una panda de creídos y que no le llegan a Virgen de los Reyes a la suela del zapato. Pero esa es tu opinión, la de un estudiante de erudito que no conocía nada y de repente ahora se cree el Shazam de las bandas de fuera de Sevilla. Santa Cecilia ha mejorado muchísimo en los últimos años. Lo que pasa es que en esta ciudad, tan malvada y cruel, se valora más la evolución de lo que viene de fuera que de lo que tenemos aquí. Pero luego, a la hora de la verdad, cuando ves que la de fuera no te viene a tocar a una recogida de alimentos o a un Cartero Real, ahí sí que peloteas a esa banda que luego, cuando llega la hora de la verdad, la pintas de charanga y otras perlas sin igual.

¡Dejen vivir y dejen disfrutar! Dejen que cada uno exprese, con plena libertad, su necesidad de decir lo que necesita, lo que merece, a lo que quiere aspirar o que quiere ver a sus Titulares en las calles. Porque se acabaron las imposiciones. Porque estamos en el último arreón, y todo lo que sea que no haya una extraordinaria tras el verano, será un ejemplo más de que Sevilla, esa ciudad que sigue oliendo a ranciedad, vuelve a fracasar estrepitosamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s