San Bernardo presenta la restauración del cuadro de la Sagrada Cena

De manos del grupo de restauración MUSAE.

Gracias a la subvención de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, hoy ha sido presentada la restauración del cuadro de “La Sagrada Cena”, perteneciente a la Hermandad Sacramental de San Bernardo.

“La empatía con el equipo de restauración ha sido fundamental para llegar a buen puerto en este proyecto. La profesionalidad, no sólo se traduce en un excelente resultado, sino que también en el trato recibido por parte del equipo”, ha señalado Francisco Javier Gómez, hermano mayor. Por su parte, Esther Soler de MUSAE ha apuntado: “La restauración revaloriza una obra que vuelve a presidir los cabildos de la Hermandad, cumpliendo con el objetivo para la que fue comprada”.

Se piensa que este lienzo llegó a la hermandad en torno a 1747, encargándose justo después a Juan José González la ejecución del actual marco de madera en febrero de 1748. La limpieza y recuperación de la capa pictórica original, ha permitido compararla con obras contemporáneas, lo que la enmarca a finales del siglo XVI o principios del XVII, siendo producto de las estampas y grabados que se reproducían y distribuían por el panorama artístico de ese momento, o las pinturas de Alonso Vázquez y Pedro de Morales.

La fase cognoscitiva ha permitido analizar, con un reconocimiento organoléptico, la pieza, estudiando la historia material y las intervenciones que se han acometido en los últimos años. En la restauración, que ha eliminado toda la suciedad y capas oxidadas, así como la reimplantación de la riqueza cromática, han intervenido biólogos y químicos de Sanit-Arte, historiadores, radiólogos, profesionales en texturización y estudios tridimensionales, carpinteros, herreros y restauradores. El marco de madera también ha sido limpiado con técnicas actuales.

La pintura muestra a Cristo en el momento exacto en que Juan, el discípulo amado, se recuesta al lado de Jesús, hecho que aparece en Juan 13, 23; se consagra el pan y poco después es anunciada por el Señor la traición de Judas. La composición de las figuras sigue modelos de grabados de los siglos XVI y XVII, reagrupados los diferentes apóstoles en parejas y con un eje simétrico que marca el dosel, Jesús, el cordero y la jofaina en la zona inferior. Pintura de época barroca, posiblemente cercana al cambio de siglo entre el XVII y el XVIII, cuando la ciudad comenzaba una decadencia progresiva que terminaría cristalizando, definitivamente, la marcha de la Corte Real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s