Tenía que suceder…y sucedió – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? ¿Os habéis dado cuenta? Ha sido volver de mis vacaciones, abrir la boca, y que vuelvan las procesiones a Sevilla. ¡Así sí!

Es sorprendente la cantidad de oportunistas que uno puede llegar a encontrar en las redes sociales. ¡Abrumador oiga! Los mismos que hace unos meses, e incluso unas semanas, decían que los que pedíamos el culto público y la vuelta de las procesiones, aunque fuesen adaptadas, estábamos locos, son los mismos que ahora expresan sin pudor alguno que deben volver y festejan que esta tarde tengamos, tras casi dos años, un paso en las calles de Sevilla capital.

Incluso, hay alguno, conocido por sus apariciones estelares, que hasta está pidiendo igualar en algún que otro paso de gloria. Lo que son las cosas. Y nadie pide perdón por haber dado lecciones, fechas atrás, de lo que es sentido común, sevillanía, coherencia, responsabilidad y no sé qué pamplinas más.

Sevilla es la ciudad de los «tonas» (los que saben de «to» y no saben de «na»). Nos han dado lecciones durante meses de lo que se puede hacer y de lo que no. Los que se negaban a la vuelta a los pasos y defendían a la curia, luego empezaron a criticar a los que apoyaban a los métodos de Jerez en las primeras procesiones del verano. Luego esos empezaron a decir que o se salía como siempre o no se salía. Y ahora ya les vale todo. A cualquier precio, e incluso critican a los prudentes que piden mascarillas y medidas sanitarias en los cortejos. ¡Ver para creer! ¡Chaqueteros por doquier!

No hay que irse al pueblo llano para encontrar «tonas». En el propio Consejo de Hermandades los encontramos. ¿Alguien me puede decir que ha hecho el Consejo en todos estos meses de pandemia? Decidme al menos dos cosas buenas que haya hecho el Consejo por Sevilla y sus hermandades, y que no sea la devolución de los abonos de la Carrera Oficial de 2020, por favor.

Fue salir el comunicado del Arzobispado el 14 de septiembre, y rápidamente salir el presidente del Consejo, que sinceramente creo que habrá estado reunido todos estos meses para solucionar la Madrugá y el Martes Santo (motivo de su ausencia), y salir grabando un pequeño vídeo para sus redes sociales.

Hacen falta cofrades valientes. Muchos se han reído de «Angelito el aguaó». Incluso ha habido indeseables que le han hecho entrevistas. Sí, para mí son indeseables. Porque buscar repercusión en redes y escuchas a costa de un chaval que es todo corazón, me parece deleznable. Y no creo que tenga que dar más explicaciones al respecto de por qué me parece rastrero hacer negocio a costa de esto. Allá ellos, que saben quienes son. Pero Angelito ha sido el único que ha defendido su misma idea desde el principio. Los demás, todos chaqueteros y escondidos tras la marquesina, no vaya a ser que desde la plaza Virgen d elos Reyes se enfadasen y los echasen a los leones.

¿De qué me sirve a mí que el Consejo salga ahora apoyando a las hermandades que salen a la calle, como la Pastora, capaz de organizarlo todo en cuestión de horas para esta tarde, y que luego deje que otras, como las Mercedes de la Puerta Real, se vean abocadas a suspender su salida procesional por el simple hecho de que están arruinadas y en la quiebra? ¿Por qué se mira para otro lado? Hermandades al borde de desaparecer, en riesgo muy extremo, incluso de penitencia eh, a las que la pandemia ha sacudido ferozmente, y el Consejo no hace absolutamente nada.

Ahora que saben que vuelve la Feria, las comidas y los enreos, vuelven los tiempos para que los de Virgen de los Reyes y San Gregorio vuelvan a mezclarse entre gambas y olorosos y a mirar para otro lado mientras hermandades se quedan arruinadas o en otras hay irregularidades en los censos y en las votaciones. ¿Qué más da la pobreza y la corrupción interna en las cofradías, si hay pasos en la calle?

¿Qué más da que salga un caso grave de índole sexual en un medio de comunicación de tirada nacional, si hay cofradías? Y la Macarena se sale del tema. El Consejo ni se pronuncia. El Arzobispado calla. El Ayuntamiento no dice nada. Y los cofrades felices con «pan y circo» de los pasos. Y mientras tanto, lo importante, los asuntos que afectan a la sociedad, quedan ocultos y al ritmo lento de la justicia. Vaya por delante la presunción de inocencia de todo el mundo, fundamental en los tiempos de democracia que corren, pero si lo publicado acaba siendo verdad, espero que los que ahora callan o no se posicionan, lo hagan. Y los que han criticado a los medios de comunicación que sepan que si no nos pronunciamos, al menos los pequeños, es porque los peces grandes solo saben atacar a los mismos de siempre con armas legales. Los acomodados, solo saben publicar tweets apoyando a Palacio y noticias chorras, en lugar de expresar lo que todo el mundo se cuestiona.

La Pastora sale hoy, gracias. El Gran Poder saldrá, gracias (aunque parece que las demás no importan, solo bastaba con salvar la extraordinaria del Señor). Pero las gracias hay que dárselas a la Diócesis de Jerez y a la Hermandad de la Soledad de los Arcos, que ha demostrado que si se quiere se puede. De lo contrario, aquí seguiríamos con los palios de respeto dentro de los templos, rezando bajito y mirando para otro lado. Ahora al menos, todo seguirá, pero sonará alguna que otra corneta en las calles de esta singular, y cada vez más despiadada, ciudad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s