Pan y circo – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? Muchas voces aplauden lo superfluo y callan lo que no interesa que salga. Al fin y al cabo, ¿las hermandades son Iglesia, pero, eso supone mirar para otro lado?

Quizás sea un osado o un iluso al pensar que las cofradías llegarán un día en el que se adapten a los problemas que realmente importan en el siglo XXI. Creo que nadie, absolutamente nadie, puede calificar como insuficiente o negativa la actuación ejemplar que han llevado a cabo nuestras hermandades durante la pandemia. De hecho, muchas hermandades han intentado incluso ayudar a sus hermanos condonando cuotas y tendiendo su mano.

Es cierto que en una hermandad grande esta acción es más sencilla, pues dispones de más fondo y de una horquilla mayor para actuar. Y eso precisamente me da rabia, ya que siempre acabamos alabando las acciones de las más poderosas, pues son las que más calado acaban cobrando. Poseen más seguidores en redes…obtienen más repercusión. Tienen más hermanos…obtienen más ingresos. Obtienen más ingresos…tienen más libertad de actuación.

Pero a mí me sigue sabiendo a poco. Hace mucho tiempo que la caridad no me vale. Entiéndase esta expresión. Hace mucho tiempo que no me basta con publicar las cuentas de la hermandad y los kilos de alimentos que se han llevado a tal banco de alimentos o comedor social. Que eso está muy bien y que es súper necesario. Pero que necesito también una actuación social por parte de las hermandades. Que se mojen más en los temas en los que tienen miedo a pronunciarse.

No puede ser que se hayan estado produciendo casos de homofobia durante el verano pasado, uno tras otro, parecía que se sucedían en cascada cada semana, y las hermandades de la Semana Santa más importante del mundo no hayan sido capaces de unirse para sacar un comunicado, o al menos las poderosas. Eso sí, para lanzar un comunicado postulándose en contra de la ley de la eutanasia o del aborto bien que hablamos. ¿Significa que tenemos miedo a que la Iglesia califique como inapropiadas nuestras palabras que salen por los canales oficiales?

¿Qué pasa que una mujer que aborta significa que es mala madre? ¿De verdad no puede salir una Hermandad diciendo sí al aborto? Porque entiendo que el cristianismo defiende la vida ante todo, correcto. Pero si esa vida supone un riesgo para el bebé o para la madre, o ese embarazo es fruto de una violación o es el resultado de una actitud inconsciente de dos personas sin madurez, ¿de verdad que preferimos potenciar esos valores en la sociedad antes que apoyar al aborto? ¿Acaso decidir no traer a un niño al mundo para que sufra no es un acto de amor y bondad?

Y la Ley de la Eutanasia. ¿No puede salir una Hermandad apoyándola? ¿De verdad que no hay un gesto de amor más grande que el de permitir que, ese ser al que quieres y que no puede más y que lo ha perdido todo, tenga tu ayuda para morir en paz y tranquilidad? Todo el mundo tiene derecho a una muerte digna. Estoy seguro que Jesús querría eso para nosotros. Cuando el Mesías muere en la cruz lo hace sabiendo cuál es su destino, y sin embargo, María y Juan no se separan del pie de la cruz. Es una forma simbólica de ayudar a Cristo a cumplir su deseo, que Él debía morir para salvar el mundo.

¿Y los casos de supuestas violaciones? Recalco el término de supuestas. Muchas personas se han indignado al ver que medios de comunicación no se pronunciaban con respecto a las últimas noticias salidas, a través de periódicos nacionales, sobre casos de supuestas violaciones a menores en el seno de las hermandades. Y desde luego, deben entender que nadie puede publicar absolutamente ninguna opinión sin existir pruebas fehacientes de que esos hechos que se relatan sean verdad. Aquí siempre se apostará por la presunción de inocencia. Ahora bien, si la justicia, reitero, la justicia, demostrase lo contrario, entonces no deberían ser los medios (que también), sino las hermandades, la que en lugar de mirar a otro lado y pensar solo en las elecciones que se les vienen encima, pensasen en tomar cartas en el asunto y dar verdadero ejemplo. ¡No se puede estar siempre mirando para el otro lado!

Y por último. Quiero hablar de la presunción de inocencia. Hay mucho sabelotodo en redes sociales. Hay entendidos en arte, música, periodismo, flores…y hasta en leyes. Gente que es capaz de tacharte de todo en Twitter o de elevarte a los cielos en cuestión de segundos, o mejor dicho, en cuestión de dos movimientos ascendentes de pulgar. Se han cometido y se siguen cometiendo auténticas tropelías contra personas del mundo de las hermandades, calificándolas de todo, incluso públicamente, sin importar nada y con plena impunidad. Y esos seres, se pasan las justicia por el Arco del Postigo, y encima se hacen llamar cofrades. Dejemos actuar a la justicia, porque si la justicia dictamina así, entonces no deberás saltar tú, sino las partes implicadas y las hermandades. Al fin y al cabo, tú tienes también más que callar.

Pero claro, nos dicen que salen pasos a la calle y todo lo que se expone aquí pasa a un plano secundario. Pues eso, esta es la sociedad y esto son las hermandades; pan y circo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s