¿Qué apostamos? – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? ¿Os acordáis de aquel mítico concurso de la televisión con dicho nombre? ¿Cuántas veces hemos dicho que sería curioso trasladar a ciertos «personajes» del mundo cofrade a algún espacio televisivo, ya sea un concurso o reallity? Sin duda, tendría una audiencia garrafal.

Imaginaros lo que sería televisar, como si de un debate electoral se tratase, la presentación de los proyectos de dos candidatos en unas elecciones de una Hermandad. Habría un moderador, en este caso el periodista de turno que se moje menos que un nazareno del Silencio, y con seis cámaras. Dos para cada candidato y cuatro repartidas por el plató. Hablo de plató, pero vamos, que podría ser un salón de convenciones de un hotel. Tendríamos todos los avíos de este puchero maquiavélico: los responsables de comunicación, los asesores de gabinete, el regidor, la maquilladora, la asistenta de vestuario…y la gente mandado Tweets con preguntas que luego no se leerían o se leerían tergiversadas.

¿Os imagináis este formato? Pues lamento comunicaros que, aunque a día de hoy sea un simple invento de éste que se dirige a vosotros, en realidad se trata de algo que acabará cayendo por su propio peso y llegando. Alguna televisión local, quizás una privada fuerte, ya se estaría planteando algo así. Claro que debería ser una hermandad con suficiente peso social como para tener relevancia, dos candidatos carismáticos y un equipo de actuación detrás que fuese impresionante. Osea, gastarnos los duros en preparar el debate electoral.

¿Tendría audiencia esto? Pues la verdad es que sí. Porque si algo nos gusta a los humanos, y sobretodo a los cofrades, es el morbo. Y si a eso le sumamos ver las desgracias ajenas y mofarnos del prójimo, se convierten en una combinación explosiva digna de obtener elevadas cuotas de audiencia y un impacto mediático sin precedentes.

Quizás en las próximas elecciones de la Macarena, allá por 2025, veamos algo similar. Está siendo un auténtico disparate la cantidad de fondos que se están gastando en organizar reuniones con unos y otros grupos, en agasajar a la prensa, en invitar a comer, desayunar y hasta al vermú a la gente, y de preparar material propagandístico para hacerlo llegar a sus posibles votantes. A esto hay que sumar que bajo la cabeza de los candidatos, encontramos realmente a un cerebro pensante, el cual es el que lo maneja todo. Ese cerebro pensante es el que busca gente influyente para que se mueva por redes sociales y por los focos de reunión captando votos y luego haciéndole llegar al jefe supremo los resultados de su estudio.

Tienen un arduo trabajo. Tienen que recoger votos, controlar las redes sociales y eliminar cualquier pseudónimo o perfil calentón que intente desequilibrarlos. Todo lo que haga falta por tal de limpiar la imagen de su candidato y ensuciar la del adversario. Sí, han leído bien, adversario. El que diga que esto es una Hermandad y que aquí reina la armonía se equivoca. Demagogia todo. Dos candidaturas son el fruto de posturas encontradas y en las que, en su gran mayoría, ni siquiera han intentado unirse en una sola.

¿A dónde vamos a llegar? ¿Cuánto vamos a seguir gastando en propaganda? ¿De verdad que no importan las personas y solo importa ir soltando nombres y titulares para desprestigiar al otro? ¿De verdad buscamos los votos de los costaleros con amenazas y coacciones? ¿De verdad se están generando períodos electorales en los que están votando los fallecidos, los menores edad e incluso personas que no están al corriente de pago, siendo la propia candidatura la que le paga ésta por tal de que echen el papelito?

¿Qué nos jugamos en unas elecciones? ¿Tanto importa la hermandad o lo que verdaderamente importa es ganar una posición social? ¿Y Palacio, por qué no pone freno a esto? ¿Por qué mira a otro lado y permite actitudes incívicas y poco ortodoxas? Aquí no hay limites. Money, money y tiro porque me toca. ¿A dónde vamos a llegar? Yo no tengo la respuesta, pero cada vez se apuesta más e importa menos perder.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s