La Virgen de la Esperanza a los barrios desfavorecidos de su arciprestazgo, la propuesta de Santi Álvarez

Con motivo del centenario de su primer besamanos.

La candidatura de Santi Álvarez ha descubierto la quinta mariquilla de su proyecto para ser Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena. Es intención de su equipo el conmemorar el primer centenario del besamanos de la Virgen de la Esperanza llevando a la Santísima Virgen a los barrios más desfavorecidos de los distritos Macarena y Macarena – Norte. Así lo exponen:

Para los miembros de esta Candidatura, un besamanos no es un decorado, sino un altar dispuesto para que el pueblo cristiano sienta la ternura de la Virgen y experimente la certeza de que ella ilumina el camino que hemos de seguir. Eso es la Esperanza, seguridad en que hemos recibido el don de la Fe, para entregarnos a manos llenas al plan de Dios a través del amor.

Pero nos gustaría ir más allá, y en el Centenario del primer Besamanos, en 2025, planteamos un acto de unión, de agradecimiento y de entrega a todos esos macarenos. Si la Virgen de la Esperanza lleva cien años recibiendo el cariño, el calor y el beso de todos ellos, que sea Ella ahora quien salga al encuentro de esos macarenos para agradecer el sostenimiento de la devoción y poder recibir esos besos centenarios junto a sus domicilios. Que sea testimonio de Fe y fermento de Evangelización allí donde más falta hace y donde están nuestros hermanos.

El 18 de septiembre de 2010 ya transitó la Santísima Virgen por varios de esos barrios con motivo de su traslado al Estadio de la Cartuja para el acto de Beatificación de Madre María de la Purísima y ya entonces se pudo comprobar cómo se volcaron sus vecinos al paso de la Virgen de la Esperanza.

Por todo ello, con la pertinente autorización de la autoridad eclesiástica, durante el mes de mayo de 2025 acercaríamos a la Virgen de la Esperanza sucesivamente a aquellas parroquias de las recogidas en el anexo 2 de la presente propuesta que así lo solicitasen, estableciendo sucesivos besamanos de varios días de duración en algunas de ellas, evangelizando con su mirada, y llenando esos barrios de lo que tanta falta nos hace siempre, Esperanza. Estos besamanos habrían venido precedidos de diferentes obras sociales concretas y adecuadas a cada uno de los barrios, haciendo a nuestros macarenos verdaderos protagonistas del evento. Además de esas parroquias, la Santísima Virgen visitaría también a los enfermos de los hospitales del Distrito, acudiendo también al cementerio de San Fernando donde celebraríamos la eucaristía por el eterno descanso de todos los macarenos que allí reposan. El último de estos besamanos se efectuaría en la parroquia de San Gil, donde se originó todo, la víspera del Aniversario de su Coronación Canónica, cuya función se realizaría en su Basílica.

Los templos que podría visitar la Santísima Virgen serían los siguientes: Nuestra Señora del Mayor Dolor, Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora de la Salud, Sagrada Familia, San Felipe Neri, San Jerónimo, San Leandro, Divina Pastora, Santa María de las Flores y San Eugenio, Jesús de Nazaret y Nuestra Señora de Consolación, Resurrección del Señor, Nuestra Señora de Lourdes, Nuestra Señora del Reposo, Nuestra Señora de las Veredas, San Francisco de Asís, San Isidro Labrador, Santa María de la Cabeza y Santa María del Pueblo de Dios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s