Puedo prometer…y prometo – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? Decía el Papa Francisco: «Dios prefiere a los humildes. Cuando vivimos con humidad, él transforma nuestros pequeños esfuerzos y hace cosas grandes». Se ve que el Pontífice no ha puesto un pie en San Gil.

En todo el tiempo que llevo plasmando mi opinión en este medio cada domingo, jamás he descubierto mi identidad ni haré lo propio, pues nosotros, los Minions, somos todos iguales. Cambiamos nuestro apodo, pero al fin y al cabo, nos comunicamos en un mismo lenguaje. Quizás nuestra mente no sea tan desarrollada como la de muchos humanos, pero sabemos distinguir el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto, y lo que está o no a la altura de las circunstancias.

Mi sorpresa es cuando mis amigos de «PASIÓN Y ESPERANZA» me dicen que iban a tener el pasado lunes a los dos candidatos de la Macarena. En ese momento, se me enciende la bombillita y digo, me van a dar titulares de sobra para el domingo. Y oye, efectivamente, así ha sido. No ha tenido desperdicio.

Podría empezar por Santi Álvarez. Obviando su chaqueta de «Cuéntame», así como su tono de voz más propio de un contraguía del Cristo de Burgos», he de decir que al menos me enteré de lo que contaba. Fue claro, conciso y explicando correctamente cada parte de su programa. Y sobretodo hay algo que, cuando uno ya va empezando a peinar canas en su cabellera amarilla, admira: «fue un señor». Fue todo un señor porque en ningún momento atacó o desprestigió al otro candidato y actual hermano mayor.

Es cierto que comentó que ha cosas que pueden y deben cambiarse, por no hablar de que va a entrar en la Basílica con un nuevo puzle, cortando las piezas rotas, y colocando en lugares estratégicos nombres importantes. Ojo, que si le sale bien la jugada, podemos estar hablando de que la Macarena por fin sea la Hermandad más importante en todos los aspectos. Y lo de la idea de llevar la Virgen a algunas parroquias de la zona Macarena-Norte me parece una idea fantástica. Copiada del Gran Poder, tal vez piensen algunos, pero fantástica. Demasiada política…¿tal vez?

Y luego llegó Cabrero. José Antonio empezó su discurso con un tono que era una mezcla entre paternalista y festivo. Su entereza mezclada con una vil sonrisa que las cámaras me dejaban dilucidar desde la distancia, causaban en mi pequeño ser entre miedo y asombro. No sabría cómo calificarlo.

Me sorprendió cuando le preguntaron por el tema de los abusos. Fernández Cabrero no abrió la boca al respecto. Podría haber aprovechado la ocasión y la repercusión que ha tenido la entrevista para defenderse y proteger a la hermandad, callando bocas, pero prefirió atacar al otro candidato. Oiga, que por mí bien, pueden matarse si así lo desean (aunque sea poco cristiano), pero al menos sea usted un buen candidato y responda a lo que se le pregunta. En este caso, demasiada política y os lo afirmo, no es pregunta. Decía que la Hermandad de la Macarena no es una empresa, y lleva razón, porque parece más bien un networking perfectamente montado.

Se hace el silencio, pero el señor Cabrero no quiere responder. En unos segundos le miran, pero él sigue sin responder. ¿Quién calla otorga?

Hombre, callado no se quedó. Soltó un magnífico «qué vergüenza» cuando le preguntaron por sus proyectos patrimoniales y sus logros al respecto. Quizás, una respuesta fruto de haber hervido su rabia tras la cuestión anterior y que deseaba soltar aunque le preguntasen por el menú que había almorzado ese mediodía en el Bar Plata. Desde luego que las formas no son las más indicadas para alguien que representa a una Hermandad. Tal vez no sean las más adecuadas ni para un político.

Y a todo esto se le suman el jueves las declaraciones del padre del chico que sufrió los supuestos abusos. Otra losa más, de la que se pudo haber desprendido en la entrevista.

No sé qué pasará hoy en San Gil. No sé quién ganarán, pero a mí, particularmente, me da pena el rumbo que ha tomado todo esto. Ni las hermandades son ya hermandades, ni las personas son ya personas. Sigan ustedes con el «puedo prometer y prometo», y por detrás, seguimos con trueques y acciones que rozan la ilegalidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s