Ya no hay tiempo – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? Cada vez estoy más convencido de que el Consejo tiene otros menesteres y que está por estar. El compadreo se apodera de ellos y Sevilla les interesa más bien poco.

He optado ya directamente por no calentarme y molestarme con respecto a la incompetencia del Consejo. Las declaraciones de hace unos días de Paco Vélez asegurando que no habrá modificaciones en la carrera oficial en 2022 y que la calle Sierpes seguirá igual, tal y como la conocemos, me hace denotar de que la pandemia no ha servido de nada.

Estos señores han recuperado sus reuniones, ágapes y tertulias varias, hablando sobre temas banales, pero lo realmente importante, que es solventar jornadas complicadas, eso ya que lo hagan otros. Achaca que las dificultades económicas consecuencia de dos años sin desfiles procesionales hacen que no se pueda prescindir de las sillas de la calle Sierpes. También asegura que Tetuán no es una opción, tanto por las firmas comerciales de dicha vía como por las pocas salidas de evacuación que posee. ¿Entonces, qué hacemos? ¿Seguimos metidos en la ratonera?

Abril está a la vuelta de la esquina. Y lo que no se puede permitir es que se le hagan pruebas PCR a los costaleros o controles sanitarios a los nazarenos, y sin embargo, en las sillas y palcos, esté la gente unida (os aseguro que en muchos casos lo harán sin mascarilla) y mezclándose. Aunque sea al aire libre, la distancia social se supone que es una obligación para todos. ¿Gana el poderoso caballero don dinero en detrimento de la salud?

¿Cuántos años lleva el Proyecto Creagh sobre la mesa? ¿Por qué se ignora su validez? ¿Por qué somos tan inmovilistas en esta ciudad? Ahora hay una pandemia, pero es que años atrás el problema ha sido y será siempre que la calle Sierpes es una ratonera. Y se han visto escenas como las fatídicas Madrugás del 2000 o el 2017, donde dichas calles no son el mejor escenario ante el pánico.

Basta con pasar de nazareno por esa calle para darte cuenta que el espacio existente entre abonados y entre éstos y el cortejo procesional es prácticamente nulo. Por no hablar de que el espectáculo, al existir tal proximidad entre los pasos y el público, en determinados puntos, llega a ser hasta peligroso.

La solución no es otra que remodelar por completo la carrera oficial. ¡Basta ya de inmovilismos! Y si para ganar en seguridad, e incluso en fondos económicos, hay que obviar puntos emblemáticos como la Campana y Sierpes, pues se hace, y no pasa nada. Que les recuerdo que la estación de penitencia se hace a la Catedral, y que si ustedes quieren lucirse, las cámaras no estarán en la Campana, pero que pueden estar en otros puntos. Yo abogo por una carrera oficial que empieza en San Francisco y acabe en Fray Ceferino González. ¿Por qué no?

Luego otro asunto es la falta de autoridad. Está la Hermandad de los Panaderos diciendo que va a implantar un itinerario de ida a la carrera oficial por la zona de la Gavidia y San Vicente, colocándose detrás de la Hermandad de las Siete Palabras y generando un conflicto innecesario en la zona. ¿De verdad no hay una voz desde el Consejo que diga NO? ¿Nadie puede decirles que lo lógico es que amplíen por Amor de Dios, Alameda y Trajano?

El Consejo está para decir que no caben más hermandades en la nómina. ¿En serio? Pero luego, a la Corona, que le habéis dicho que salen del Sagrario que para qué van a hacer estación de penitencia a la Catedral y que bueno, se apunten a la lista, a la Corona le pedís que os salve el pellejo y que protagonice el vía crucis 2021, cuando las imágenes no podían ser movidas de sus altares y había restricciones en muchos aspectos. ¡Me parece increíble!

He prometido que no me iba a enfadar, pero es que es imposible. ¿De verdad que llevan ustedes dos años sin trabajar, y ahora me dicen que ya no da tiempo para la Semana Santa del 2022? ¿No da tiempo a fijar el Martes Santo y a arreglar el Domingo de Ramos y el Miércoles Santo? ¿O es que no queréis por miedo a las críticas o la sublevación de determinadas hermandades?

Y luego están las declaraciones del arzobispo, Saiz Meneses, que no apuesta por salidas extraordinarias de imágenes de momento, pero luego permite que el Gran Poder celebre un mes con hasta 6 salidas extraordinarias. ¿Doble rasero? Tal vez.

¿Saben ustedes de lo que ya no hay tiempo? De que este Consejo, y esta ciudad en general, recapaciten. He tirado la toalla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s