Como siempre, vais tarde – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? Pasan las Navidades. Le hemos visto ya la espalda a Baltasar. Pero resulta curioso que los señores del Consejo, lejos de querer actuar y solventar problemas, se dedican a mirar para otro lado.

¿Quieren ustedes una Semana Santa íntima y se les está viendo el plumero? ¿Son unos vagos, en resumen? ¿Son conscientes de que tan solo quedan 91 días para el Domingo de Ramos, 89 para la Semana Santa, y ustedes no han buscado una solución a la enorme cantidad de problemas que hay?

Yo creo que viven acomodados. El roscón, perdón, el «rosco», les han sentado bien, están haciendo aún la digestión, y hombre, resulta algo azaroso ponerse a configurar nuevos órdenes de paso. Ustedes en el fondo, no lo nieguen, confían en que la pandemia evolucione y no se pueda celebrar la Semana Santa. Perdón, los desfiles procesionales.

¿Que cómo puedo decir esto? Hombre, creo que ustedes han demostrado por activa y por pasiva, con sus innumerables acciones, que solo les importa el poderoso caballero don dinero, los recortes presupuestarios y el apretar la soga del cuello a los abonados de la carrera oficial. La felicidad de la gente, queridos míos, les importa bien poco.

De verdad. Que las hermandades del Martes Santo se están sentando a dialogar y a poder buscar un orden que deje de perjudicar a una hermandad, que más que de tarde parece de mañana con los horarios que se le impusieron en 2019, y ustedes, acomodados, ¿miran para otro lado?

El Cerro se cambia con San Esteban. El Cerro tiene que salir antes, pero gana recogerse antes y un regreso también por una zona mucho más hermosa y menos desangelada. San Esteban gana salir más tarde, pero aún así, sigue saliendo antes que a la hora que lo hacía hasta 2017, cuando era la tercera del día tras los Javieres. Por ende, ¿a quién está beneficiando todo esto? ¿Está la Hermandad de San Esteban de acuerdo o simplemente es un parche que se ven abocados a aceptar como medida de consolación? ¿Hay también en el Martes Santo hermandades de primera y segunda fila para el Consejo?

Voy a decir un disparate pero, ¿podría ser una solución que entrase una nueva hermandad el Martes Santo? El Lunes hay nueve y el Miércoles otras nueve. Es cierto que Santa Cruz entra con su palio tarde en la carrera oficial, pero quizás si todo se aplaza en unos 25 minutos, conseguiremos que empezando la jornada a la misma hora, hermandades como San Esteban o San Benito se vean beneficiadas, y que se pueda permitir que una nueva corporación se sume a la nómina. ¿Por qué no?

No se cierren, señores rancios de San Gregorio. Desde 2010, que entrase el Sol, ustedes no han permitido la entrada de otra hermandad en la nómina de la Semana Santa. Y creo, que con la pandemia que hemos y seguimos atravesando, se ha demostrado que hay que aprovechar cada año al máximo, como si fuese el último. ¿De verdad no vamos a dar la oportunidad a la Milagrosa, la Misión, Pino Montano, Pasión y Muerte o la Corona de ocupar un puesto, el Martes Santo?

Y no me llamen loco. No me digan que lo que hay que hacer es solventar un día con problemas, en lugar de enrevesarlo más. Todo es querer y poder. Lo que pasa que ustedes ni quieren ni pueden. El señor Paco Vélez es el de «se puede estudiar». Eso dijo con la posibilidad de una Magna. Eso dijo con la opción de que el Señor de la Resurrección presidiese el Vía Crucis, que sinceramente se lo merecía este año por la efeméride de la hermandad. Eso dijo con respecto a que pudiese habilitarse el Sábado de Pasión como día en el que empezasen los desfiles procesionales en la Catedral. Aquí todo se puede estudiar, pero ustedes prefieren dejarlo mejor para septiembre, o bueno, para la convocatoria más lejana, porque se ve que no tienen ni intención de coger el libro.

O intentamos solventar todos los problemas que hay Domingo de Ramos, Martes Santo, Miércoles Santo y Madrugá, ayudando también a las hermandades que vienen trabajando duro y haciendo una gran labor buscando su hueco, o la Semana Santa se nos muere. Señores, que la gente está muy quemada. Que al público hay que reengancharlo. Que las hermandades están económicamente asfixiadas y que hay que darles un poquito de cancha. Porque sí, esto es un negocio y ustedes son los máximos gerentes.

Actúen, no digan que no han tenido tiempo, porque precisamente tiempo es lo que les ha sobrado en los últimos tres años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s