¡Intolerantes! – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? A veces pienso que algunos se creen que somos tontos. Que somos unos borregos que nos vamos a callar y vamos a seguir sus pasos porque se creen con la verdad absoluta. ¡Pues anda que no están equivocados!

Siento una vergüenza tremenda con lo que se está viendo cada vez más en el panorama cofrade. Los signos de intolerancia, egoísmo, insultos y malas formas me hacen presagiar que vamos de mal en peor.

No le puedes decir a alguien que te deje pasar en una bulla porque te increpa. No le puedes decir a un tío con una cámara que se quite delante del paso porque se cree de Europa Press y se hace el ofendidito. No le puedes decir al listo que se pone delante de tu abuela cuando llegan los ciriales que se vaya porque te responde un insulto alusivo a sus genitales, y así mil cosas.

Como oyente de este programa, me siento orgulloso de que el equipo haya preparado y entrevistado a Daniel González, portavoz del grupo Adelante Sevilla en el Ayuntamiento. El caso es que no entiendo el revuelo. El caso es que no sé dónde está la noticia. Si todos los grupos políticos son convocados y llamados para una entrevista cofrade, y a expresar en democracia su opinión personal cofrade, ¿dónde está el problema si lo hacen desde el respeto? Por unas declaraciones de hace casi diez años, sobre las cuales le preguntaron y sobre las cuales aclaró lo que tenía que aclarar. ¿Acaso no tenemos derecho a matizar algo sacado en prensa de hace años? ¿Acaso no tenemos derecho a argumentar nuestras respuestas, a pedir perdón o a cambiar de opinión? ¡Valiente cristianos que os dais golpes de pecho! No soy cristianos, y ni mucho menos cofrades. Vosotros sois «kofrades» intolerantes.

El problema es cuando se juntan cinco con la misma ideología e intentar imponer la suya. Me da igual que sea sobre política o sobre cualquier otro asunto. ¿Quién es usted, sentado en el sofá de su casa para decirle a un hermano de la Macarena que no salga de nazareno en la Madrugá? Después de tres años, después de una pandemia. ¿Que saca 4.000? Como si quiere sacar 10.000 nazarenos. Si la solución es mover cofradías de días o retrasar más aún la jornada, pues que se haga. A lo mejor la solución la tienen los señores de Palacio moviendo la hora de los oficios del Jueves Santo.

La Semana Santa evoluciona y crece a pasos agigantados y tiene la obligación de adaptarse a los nuevos tiempos. Y en esa adaptación constante se encuentra también la necesidad de dar cabida a todos. Qué fácil se ve la solución cuando eres de una hermandad de 900 nazarenos o de ruán, ¿verdad? La solución nunca, jamás, puede ser que el nazareno no pueda salir. Recordemos que la Semana Santa ha llegado hasta nuestros días, y con el peso actual, gracias al pueblo. La Semana Santa es del pueblo. ¿Cómo vas a limitar al pueblo que forme parte de los cortejos? Si el señor que está en la silla se aburre de ver pasar nazarenos, pues que se haga un sudoku. Si usted es de una hermandad del día, pues incite a su junta de gobierno a que proponga soluciones en las reuniones de la jornada, en lugar de decir solo NO y dedicarse a comer boquerones en vinagre.

Lo que deben hacer ustedes es dedicarse a hablar en las reuniones, señores hermanos mayores, y dejar de decir eso que tanto les gusta de: «si nos esforzamos todas lo conseguimos. Este año es el último. Ya no da tiempo».

En vez de criticar y vomitar bilis en las redes sociales, busquen soluciones y dejen de querer destruirlo todo a golpe de incomprensión y faltas de respeto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s