Y al tercer día…Resucitó

Santa Marina, esa iglesia tan angosta, fría y sobria a la que la Hermandad de la Resurrección sabe dotar de calor cuando celebra sus cultos. En un altar sencillo, con el Señor de la Sagrada Resurrección como protagonista…así se presentó a Sevilla el Señor de Francisco Buiza en el segundo fin de semana de la Cuaresma. Un besapiés sencillo y solemne.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s