¡Vaya semanita! – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? ¿Os acordáis de aquel programa de sketchs que emitía la ETB llamado “Vaya Semanita”? En ellos se ironizaba sobre diferentes sucesos de la actualidad. ¡Cómo haría falta algo así en el panorama cofrade, porque aún en noviembre, tenemos candela para calentar a un pueblo entero!

De oca a oca y tiro porque me toca. Así vamos a ir durante todo este artículo. Vamos a empezar si os parece por la pifia cometida por el hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, el pasado miércoles. Hizo unas declaraciones dignas de juzgado de guardia. Creo que todo el mundo se dio cuenta de que esto le pasaría factura, salvo él, que al día siguiente firmaba un comunicado que para nada había salido de su puño y letra y que escribía su asalariado en su lugar.

Y estoy casi seguro que de él no ha salido, que por él fuese no se habría retratado. No hace falta ser periodista, analista o psicólogo para leer en profundidad el comunicado y darse cuenta que pide disculpas (que no perdón, lo cual sería más lógico y cristiano), forzado ante la presión popular. Pide disculpas con la boca pequeña sin saber siquiera por qué las pide.

Y no se da cuenta que en esa comparativa que ha hecho, para intentar ensalzar a su bolsa de caridad y lo necesario que es incrementar la partida presupuestaria en materia asistencial, ha echado por tierra al resto de hermandades. Señor Cabrero, ¿es usted consciente de que no todas tienen miles de hermanos como su corporación? ¿Es usted consciente que la masa social y económica que mueve su hermandad no la mueve una sacramental o una de gloria? ¿Y eso significa que no se ayude? ¿Es más solidario quien más aporta? ¿Acaso está San Pedro allí arriba juzgando cuántos euros destina cada uno a caridad? La caridad es precisamente eso, dar sin esperar nada a cambio y sin que se entere el prójimo. Debe usted saber, señor Cabrero, que usted tiene a escasos metros, en San Gil, tres hermandades más, dos de gloria y una sacramental, y le aseguro que aportan a caridad. Lo importante no es la cantidad, sino el hecho. Si usted da 100 es porque usted podría dar hasta 1000. Pero si yo doy 1, y podría dar hasta 10, la proporción es la misma. Que no hace falta ser de matemáticas para saber que la comparativa es la misma.

¿Los comedores sociales solo los llenan las hermandades como la suya, el Gran Poder o la Esperanza de Triana? ¿Acaso Bellavista lleva años inventándose los datos de su comedor social? ¿Acaso el Buen Fin no hace nada en su Centro de Estimulación Precoz? ¿No ayuda San Benito a las madres más necesitadas con su Romero de la Virgen? ¿Y el proyecto Esperanza y Vida de la O? Si uno se retracta es para retractarse del todo, no para seguir matizando, aclarando y más actitudes egocéntricas y superlativas varias. Esto no son las cofradías. ¿Y tú más, también en caridad? Por favor… Pase lo del limosnero, pase lo de un besamanos que parece más la cola del Museo del Prado, pero echar en cara la caridad, ¿esto qué es? Menudo órdago para la otra candidatura acaba usted mismo de cocinar. ¡Game over, José Antonio!

¿Vamos a por otro disparate? En plena pandemia, puedes irte a comprarte unos vaqueros y de paso escuchar a una banda. No se pueden reunir las asociaciones, no se pueden hacer conferencias ni conciertos, no se puede ensayar…pero se autoriza a que en un centro comercial, en pleno Black Friday adelantado, una banda ofrezca un concierto de ordinario. Dicen que en grupos de seis. Dicen que en varios pases. Pero yo digo que esto no era necesario. Es bonito ayudar a caridad. Es bonito colaborar con los demás y hay que quitarse el sombrero con Virgen de los Reyes, pero esto no es necesario.

¡O todos moros o todos cristianos! Si ninguna banda puede actuar o ensayar, ninguna banda puede actuar o ensayar. Y esto es para todos, sin excepción. Si se quiere ayudar a caridad ideen actos virtuales o hagan campañas de recogidas de alimentos, pero cobrar 2’5€ en plena crisis económico-social por escuchar “Jingle Bells” “Aladdin” o “Noche de Paz”, lo veo fuera de lugar. No sé quienes son los modernitos que han ideado esto, pero ese no es el sello de Virgen de los Reyes. Virgen de los Reyes es la música del pueblo y no cobra por sacar una sonrisa a los más pequeños. Si quieren verdaderamente ayudar, pongan una recogida de alimentos no perecederos, pero cobrar por escuchar a un grupo reducido tocar piezas de ordinario, en plena pandemia, es un auténtico disparate. ¿Es necesario enfrentarse con las otras bandas? ¿Es necesario este año hacer este tipo de actos? ¿Es justo hacerlo solo para el que paga 3€? Virgen de los Reyes está a un gran nivel y sus gestos solidarios son loables, pero tiene a alguno tomando decisiones que son para mandarlos, con sus ideas disparatadas, a Wuhan.

Y por último, el Consejo. ¿Se iban a librar los de San Gregorio? Dicen que van a hacer actos cinematográficos y literarios en Cuaresma. ¿Qué tiene que venir una pandemia para que el Consejo trabaje un poquito en intentar ensalzar el valor de nuestra Semana Santa? ¿Conciertos sin ensayos? ¿Recitales de poesía? ¿Exposiciones? Esto es una macedonia sin sentido de ideas vomitadas en un comunicado. Lo único coherente es que se vaya a celebrar el Vía Crucis, aun sin imagen (aunque yo apostaría por el Cristo de la Corona) y que vaya a cambiar el Domingo de Pasión. Yo creo que el Consejo ya no sabe qué hacer para esquivar el pregón de Julio Cuesta, pero sin que suene tan cruel.

¿Qué pasará? ¿Qué misterios habrá? ¡Puede ser un gran año! ¡¡Vaya semanita y vaya circo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s