Pantomimas de verano – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? La degradación del ser humano es tal, que cada vez que llega el verano parece que el calor hace mella y acaba sacando a la palestra ideas absurdas e ilógicas.

Si echamos la vista atrás, no es difícil recordar que el año pasado fue el verano del revuelo por San Vicente. Un grupo reducido de hermanos se sacó de la manga, tras mucho aburrirse durante la pandemia, la idea de cambiar a la dolorosa de la Hermandad de las Siete Palabras, la Virgen de la Cabeza, por la Virgen del Amor de Miñarro. Estos señores, en sus tardes aburridas de confinamiento y Google Meet, se entretenían repasando la historia reciente de la corporación y viendo cómo podían hacer del “Chicotaz” una realidad. Por eso, todo iba normal, hasta que un iluminado alzó la voz y dijo, ¿y si cambiamos a la Virgen? ¡Es que es un ángel!

Al de la idea disparatada rápidamente le dijeron otros que aquello era precisamente eso, un disparate, y que ya se había sometido a cabildo años atrás, dando como resultado un no rotundo. Pero él siguió firme a sus principios y convenció a otros tan aburridos como él, que se ve que de amor por la Hermandad cero, para ir a hablar con Juan Manuel Miñarro y volver a usar a la Virgen del Amor como cortafuegos de su idea de revolución en la corporación. Las urnas han tardado, y a algunas juntas de gobierno les ha venido como anillo al dedo las limitaciones de aforo para retrasar cabildos y decisiones incómodas, pero han hablado. Han hablado y han ratificado que la Virgen de la Cabeza se queda y no se mueve de San Vicente. ¿Que ahora Miñarro se la quiere llevar? ¡Adelante! Pero en las Siete Palabras necesitan estabilidad, y creo que no interesan ciertos grupos que dentro de unos años volverán a achacar la poca diferencia de votos para solicitar nuevamente el cambio. ¡Qué pena!

Y de San Vicente nos vamos hasta Santa Marina y tiro porque me toca. Dubé de Luque falleció hace ya muchos meses, pero si estuviese en vida se daría golpes contra la pared de ver la que están formando un grupo de aburridos en la iglesia de Santa Marina. Ahora, de la nada, un grupúsculo de personas (jóvenes y no tan jóvenes), se han dedicado a usar las redes sociales e incluso ciertas webs de información cofrade para vender la idea de que van a crear un grupo de fieles en torno al Cautivo de Santa Marina. Recordar que ese Cristo, que recibe veneración en la capilla Bautismal, es posesión de Dubé y está cedido a la Hermandad de la Resurrección. Por consiguiente, no puede venir un grupo y pedir que quieren hacerle culto, sacarlo en procesión o llevárselo a otra parroquia, como se ha llegado a leer. El Cristo es de la Resurrección y se queda en Santa Marina, y mucho tendría que cambiar la tortilla para que en la feligresía de San Julián se permitiese crear un nuevo germen de hermandad, con todas las que ya hay tanto penitenciales, sacramentales y letíficas. Otro grupúsculo de aburridos sin cofradías.

Luego están los que hablan de cambios de bandas. No paro de escuchar que el Paso y la Esperanza se irá de Santa Catalina sin ni siquiera tocar. ¿Me están diciendo que la junta de gobierno se ha arrepentido de esa contratación, extraña cuanto menos? ¿De verdad la contrataron por su calidad musical, o tal vez buscaban seguir la oleada de contratación de bandas de fuera y, tras dos años sin cofradías en la calle, se han dado cuenta del groso error que cometieron?

Y para el final dejamos los maleducados de Twitter. Aquellos seres de edades dispares, muchos ocultos tras perfiles anónimos, que se atreven a dar lecciones de enterismo, esencia y amor por Sevilla a los demás. Personas que no respetan las opiniones ajenas y que llegan a insultar, sin límites y cayendo en el delito, a aquel que piensa diferente. Y si su opinión no te gusta, en lugar de rebatir, ellos prefieren unirse y criticar y atentar contra tu honor usando como armazón las cofradías y amparados en la impunidad que existe en la comunidad del Pajarito. El otro día fue el tema de las ruedas y de Jerez, mañana serán las bandas, pasado los costaleros y el mes que viene otro. El mundo cofrade está lleno de sin vergüenzas, mal educados y niñatos. Personas sin fundamento que ven en las cofradías una vía de escape para llenar de valor sus vías vacías a toda costa. Sin importar el quién o el qué. Y se hacen llamar cristianos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s