El Martes Santo sigue pendiendo de un hilo – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? Creo que debo estar soñando. No me creo que el Martes Santo haya conseguido buscar una solución, al menos aparente, a la problemática de la jornada. La pregunta es: ¿es ésta la más adecuada?

Ustedes me van a perdonar, pero yo soy clásico. Yo sigo sin entender por qué se descartó el modelo mantenido hasta la Semana Santa de 2017 y se empezaron a realizar experimentos extraños con esta jornada. Es cierto que tenía numerosos problemas en puntos calientes como la plaza del Triunfo, San Fernando o la Alfalfa, pero también es verdad que las hermandades sabían actuar. Ahora, con tres planes distintos en tres Semanas Santas, ¿quién sabe actuar?

La nueva propuesta del Consejo de retrasar en veinte minutos el inicio de la jornada beneficia, indudablemente, a las hermandades del Cerro y San Esteban. La primera porque consigue no ir acelerada, y la segunda, porque retrasa su salida en una hora aproximadamente. Aún así, es una solución parche. Es un parche porque San Esteban sigue perdiendo el puesto que tenía, ser la tercera, y el Cerro sigue viéndose abocada a salir demasiado temprano de su templo. Deberíamos dejarnos de tantas chorradas de antigüedades o distancias y velar por qué hermandad o hermandades necesitan ser las primeras del día. Porque lo que está claro es que me parece un disparate que San Esteban pase delante de San Benito, viniendo esta segunda de más lejos y poniendo un mayor cortejo en la calle.

San Benito opta por regresar por la zona de San Leandro, llegando de nuevo a Muro de los Navarros, es decir, prácticamente repitiendo su itinerario de ida. Y yo me pregunto, ¿no se dan cuenta que al final están volviendo a concurrir ese ala de la ciudad? Porque al fin y al cabo, San Ildefonso y San Esteban se encuentran en la misma manzana, y las calles que unen ambas arterias no son precisamente anchas.

Lo de que el Cerro transite de vuelta por la zona de Cuesta del Rosario y San Bernardo lo veo más bien una forma de que la cofradía se vea arropada que por evitar confluencias de hermandades. Que sí, que agobias menos la puerta Jerez con la Candelaria y los Estudiantes, pero que si la Candelaria es la tercera, el problema ahí desaparece, solo te quedaría los Estudiantes, y ésta podría optar también por variar su itinerario. ¿Hay hermandades de primer y segundo nivel a las que no se les toca? ¡Pregunto!

Luego no comprendo por qué las hermandades no están contentas. Solo se muestran satisfactorias con su modelo de Martes Santo a la inversa, parece que para fastidiar al Consejo. Que oye, no seré yo quien apoye a los de San Gregorio, pero es que vaya la que han liado poniendo trabas y todavía siguen sin estar todas de acuerdo. En el Martes Santo pasa algo muy diferente a otros días; todas quieren ser la última. A ver quién es el valiente que ahora le quita a los Javieres el puesto que ha cogido. Le dijeron a San Esteban que era una prueba de un año y ahí se han quedado, que se pueden dar con un canto en los dientes por pasar a ser los segundos de la jornada.

¿Saben ustedes la solución? El cambio de hermandades de día. No sé por qué se configuró así el Martes Santo, pero el problema no está en mover fichas de orden. El problema está en que no todas caben en el mismo cubo. No es lógico que a pocos metros salgan dos cofradías, próximas en horarios, y esto sucede con Candelaria-Estudiantes y con San Benito-San Esteban. El Dulce Nombre y los Javieres vienen de la misma zona, pero consiguen una no perjudicar a la otra, pero el caso es que parece que hay hermandades que buscan precisamente eso, perjudicar a otra, aunque públicamente lo nieguen.

El Martes Santo a la inversa a mí me parecía un disparate, pero al menos todas las hermandades estaban de acuerdo. Es obvio que eso no se entiende en el modelo de configuración actual de los desfiles procesionales, pero al menos era una solución. Pero es que ahora, ¿qué hermandad está satisfecha al 100%? Algunas están contentas con el cambio, otras, sencillamente, resignadas.

¿Me gusta el nuevo modelo de Martes Santo? Hombre, teniendo en cuenta de que Domingo de Ramos, Miércoles Santo y Madrugá necesitan soluciones urgentes, y que el Martes Santo es el único que ha dado el paso para actuar, me gusta. Cualquier plan que mejore los problemas existentes, es un acierto. Pero, ¿por qué no se repite lo de 2019? Si al final a San Esteban no la estás contentando. La Hermandad va a conseguir entrar de noche, o no, porque también este año cae la Semana Santa en abril, pero no consigue recuperar ese tercer puesto que tenía.

Por supuesto que no seré yo quien eche por tierra la intentona de solucionar este día, pero sí que les digo que en mayo leeremos quejas de ciertas hermandades. La única solución que tiene el Martes Santo, que a mi juicio sigue pendiendo de un hilo, es que salgan y entren hermandades. Una solución difícil y salomónica, pero que solucionará de una vez por todas los problemas que varios días vienen arrastrando.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s