¿Con qué me quedo? – Minion Capillita

Hola amig@s! ¿Qué tal? Hemos vuelto a reír, a respirar, a sentir, a vibrar…pero también debemos invitar a la autorreflexión personal. Y de forma urgente…

Me parece una auténtica vergüenza que, después de dos años sin procesiones en las calles, hayamos cometido los mismos errores del pasado.

Me parece una auténtica vergüenza que el virus, lejos de hacernos mejores, nos haya vuelto peores personas.

Me parece una auténtica vergüenza todo lo visto esta Semana Santa. Y empiezo por el Ayuntamiento. Dentro de su deseo de hacer de Sevilla un estercolero, han continuado con esa dinámica y han decidido implantar una absurda «Ley Seca» durante la Madrugá. ¿Señores, a quién afecta la «Ley Seca»? A las familias y cofrades «normales» que necesitan hacer uso de los aseos o tomarse algo calentito. ¿A quién le da igual esta absurda norma? Pues a los kinkis por los cuales la implantáis y que vienen al centro como los Reyes Magos, cargaditos de juguetes en bolsas de plástico.

Es una vergüenza y un disparate que haya decenas de policías escoltando una cruz de guía o en un punto sin apenas público, o incluso aforando una calle vacía, y nadie tenga la decencia de controlar la vuelta desmesurada de la Hermandad de los Panaderos. Lo siento, pero esto ya clama al cielo. Esta Hermandad es un imán para lo peor de nuestra Semana Santa. La Semana Santa está siendo tomada por los niñatos, y especialmente por niñatas, porque si algo he denotado en estos días en las calles, es que las chavalas jóvenes de hoy en día son incluso más maleducadas. Es una vergüenza como se pierden los valores y las formas, como se falta al respeto a las hermandades, a las bandas y a los nazarenos y cómo predomina la filosofía del «me la suda» frente al respeto.

¿Las sillitas de los chinos vais a criticar? Sois unos sin vergüenzas. Peor son los niñatos tirados por los suelos, como alimañas, con corros de porros y botellonas, que daba asco la peste a marihuana que había al paso de determinadas cofradías. Y he salido con mi túnica esta Semana Santa, y bajo el antifaz me ha entrado aroma no precisamente a incienso. Y la forma de dirigirse a los nazarenos es que es una auténtica vergüenza.

¿Quiero decir que la culpa la tengan hermandades como los Gitanos y los Panaderos? No. Pero si en dos calles paralelas, las Siete Palabras va sola y los Panaderos va que parece una manifestación, por algo habrá ese público determinado. Sé de padres de familia, de amigos, de gente en general, que me cuenta que se niega a ver la vuelta de los Panaderos por lo que se ve. El Salvador era un botellódromo, y eso no se puede permitir. ¿Dónde diantres está la Policía? ¿Dónde están esos señores enchaquetados ahora? ¿Por qué no tenéis los bemoles de echarle una foto al niñato con la bolsa y los cubatas, en vez de a la señora que está sentada en una sillita? ¡Cobardes!

Lo de los retrasos horarios roza ya el desastre. No se puede permitir los retrasos acumulados en el Miércoles Santo o el Domingo de Ramos. Y para colmo, hermandades como los Panaderos, obligando a las Siete Palabras a tener un parón enorme en la Avenida, porque ellos precisamente no iban a hacer esfuerzos por adelantar. Y que conste que me gusta los Panaderos, pero no cómo se vienen haciendo las cosas en los últimos años.

¡Cobardes también los que criticáis a la Hermandad del Sol! Te puede gustar o no. Y el que se ofenda tiene un trabajo duro, pero hay una realidad y es que esta hermandad ha entrado en la Semana Santa más por tratos de favor de sus primitivos miembros de junta que por otra cosa, porque adelantaron por la izquierda a hermandades que llevaban bastante más tiempo esperando. Pero bueno, al margen de eso, se merecen todos los respetos. Es cierto que deben hacérselo mirar, que ni con una Virgen de gloria de gran tirón han conseguido repuntar, y que cada año son menos nazarenos, pero de ahí a insultar a una Hermandad. ¿Dónde estamos? ¿Qué mundo estamos creando? Si no te gusta el Sol no vayas a verla, pero no la critiques, no la insultes y no la descalifiques por cuentas de Twitter, que además eres un cobarde incapaz de decirlo a la cara. Ni las imágenes ni los devotos de ellas se merecen esos insultos. Pero bueno, viendo lo que le decíais a la Virgen de la Cabeza, ¿qué más se puede esperar de vosotros, «kofrades»?

Y para el final el Lunes Santo. La jornada del disparate y que abrió las puertas de la cordura al Martes Santo. Era muy lógico que San Pablo y Santa Genoveva saliesen. No llovía y debían intentarlo al menos al salir tan pronto, además que no daban mucha lluvia. Pero, ¿a dónde van la Redención y San Gonzalo? ¿A qué viene que el hermano mayor de la Redención diga que «solo es agua»? ¿Y qué importan los nazarenos y los músicos, que además son hermanos, no? ¿Qué demonios hace la Redención recreándose con lluvia en Campana? ¿Qué se supone que hace San Gonzalo llegando a la Magdalena cuando, estando la Cruz de Guía en el puente, les empieza a llover fuertemente? ¿Quién es el lumbreras que dice «seguimos»? Y lo peor es que se guían porque Santa Marta dijo de primeras que iba a salir. Pues nada, jugamos. Nazarenos de San Gonzalo con pulmonías, capirotes rotos, imagen lamentable, pero bueno, hemos llegado a la Catedral.

Y es que eso es lo que importa señores, no se equivoquen. Aquí lo que importa es pasarse el juego. Llego a la Catedral, pillo la vida y ahora ya que la partida decida. Si puedo vuelvo y si no, pues me quedo en la Catedral y vuelvo con honores otro día, y oye, si hace falta contrato a otra banda si la mía está cogida. De pena. ¿Y me llamáis amargado? Amargados vosotros, que no os dais cuenta que esto es una estación de penitencia, es decir, algo serio y con liturgia. Y las Aguas…en fin, aún quiero saber a dónde va una hermandad a la que le estaba lloviendo al salir. Ya se metieron en la Magdalena porque lo que le cayó al misterio era digno de análisis.

Un auténtico disparate, una pérdida de cordura y de fundamento. Y mientras tanto, el Consejo sigue comiendo gambas y sin reunirse. Total, ¿para qué? Luego dirán que no da tiempo a solventar los problemas que ha habido. A mí no me vendan que no hubo incidencias, porque si les parece poco el caos que se montó en materia organizativa y de seguridad, es que ustedes dejan mucho que desear. ¡Ale, feliz Feria!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s